Benedicto XVI prestó su voz para el contestador automático del teléfono de los hijos de Seewald

Peter Seewald, el biógrafo de Benedicto XVI, le preguntó a Benedicto XVI en el 2010 – que todavía era Papa en ese momento y estaba descansando en Castel Gandolfo – si estaba dispuesto a leer un …
victos santiago
Me parece tontería escandalizarse por esto. Un gesto de cariño hacia esos niños y que no cambia nada la teología sana de la Iglesia. A ver si al final tiene que ser inhumano y de piedra para ser santo. Una simple anécdota
Cielo&Tierra*conBXVI*
¿Esto no fue herejia o basfemia o si? Se me hace algo inocente y mas viniendo de un Papa humilde como Su Santidad Benedicto XVI, simplemente humano. ¿Y quien no quisiera abrazar, darle la mano o una grabación así con un saludo o bendición?
No veo por que mal interpretar y mas cuando no se escucha la voz del Papa. Si ésta anegdota fue como la cuentan, fue gentil con su biografo para con dos niños. …More
¿Esto no fue herejia o basfemia o si? Se me hace algo inocente y mas viniendo de un Papa humilde como Su Santidad Benedicto XVI, simplemente humano. ¿Y quien no quisiera abrazar, darle la mano o una grabación así con un saludo o bendición?
No veo por que mal interpretar y mas cuando no se escucha la voz del Papa. Si ésta anegdota fue como la cuentan, fue gentil con su biografo para con dos niños.
Se hace público hasta ahora y no veo el escandalo ni por que reprobar algo que fue entre dos amigos, ¿Cuantas cosas no sabremos? de actos meramente humanos por ejemplo, como cuando S.S. Juan Pablo II se divertia con el payaso Japo o se iba de vacaciones a las montañas, acampaba o esquiaba, era un gran deportista, o como cuando se pusieron el sombrero de charro en México o cuando queria un dulce y movia el dedo en circulos. Estas cosas jamás desviaron su ministerio, su celo por la Iglesia de Cristo, ni mucho menos falto a su ministerio Petrino por que siguieron evangelizando y catequizando como un verdadero Papa lo hace.
Si suponen algo que no es, entonces yo podria decir, que seria de cuidado leer lo que sea que digan de S. S. Benedicto XVI con miras a querer de la nada manchar su imagen para así poder justificar a bergoglio. Ya lo han intentedo antes, perjudicar su imagen o falseando algo que se supone dijo.
Se supone saldra un libro que no sabemos quien los edita, esperemos que no metan mano negra y hagan mal uso de la información que se les ha confiado o tergiversen.
Ojala se pueda confiar en el biografo y sus anegdotas quedan en eso, vivencias y agua pasada, no hace molino, eso no cambia la mente brillante que el Espiritu Santo le ha dado a su Vicario.
humberton
humberton