Clicks824
es.news
41

Francisco “flirtea con la herejía” y “exige obediencia ciega”

El pequeño campo católico ya no puede hacer concesiones al papa Francisco mientras él “está flirteando con la herejía”, dijo el 12 de junio el novelista alemán al sitio web Lifesitenews.com.

Mosebach explica que hay afirmaciones simples en el Evangelio y que Francisco transforma en lo opuesto:

“Vayan, enseñen a todas las naciones y bautícenlas…” no significa en realidad “hagan que todas las naciones conserven su fe, porque Dios las deseó así y las creó con eso en la mente; entonces no es necesario bautizarlas” [Declaración de Abu Dhabi]

O:

“Que el hombre no separe lo que Dios ha unido” muy probablemente no signifique “al hombre le está permitido separar lo que entonces Dios ha unido” [Amoris Laetitia].

Mosebach describe a Francisco como un “soberano” que exige “sometimiento” y “obediencia ciega”. Él actúa como un “agente de una revolución desde arriba hacia abajo”.

Imagen: Martin Mosebach, © Henning Schlottmann, CC BY-SA, #newsKssrqiyajp
También flirtean con la herejía los que llaman Papa a un apóstata hereje usurpador mientras que el verdadero y único Vicario de Cristo en la Tierra está aún con vida
DEFENSA DE LA FE likes this.
SI NUESTRO PAPA BENEDICTO XVI VIVA CRISTO REY!!!
adeste fideles likes this.
malemp
Salmo 63: Súplica contra los enemigos
Ant: Protege mi vida, Señor, del terrible enemigo.

Escucha, oh Dios, la voz de mi lamento,
protege mi vida del terrible enemigo;
escóndeme de la conjura de los perversos
y del motín de los malhechores:

afilan sus lenguas como espadas
y disparan como flechas palabras venenosas,
para herir a escondidas al inocente,
para herirlo por sorpresa y sin riesgo.

Se …More
Salmo 63: Súplica contra los enemigos
Ant: Protege mi vida, Señor, del terrible enemigo.

Escucha, oh Dios, la voz de mi lamento,
protege mi vida del terrible enemigo;
escóndeme de la conjura de los perversos
y del motín de los malhechores:

afilan sus lenguas como espadas
y disparan como flechas palabras venenosas,
para herir a escondidas al inocente,
para herirlo por sorpresa y sin riesgo.

Se animan al delito,
calculan cómo esconder trampas,
y dicen: «¿quién lo descubrirá?»
Inventan maldades y ocultan sus invenciones,
porque su mente y su corazón no tienen fondo.


Pero Dios los acribilla a flechazos,
por sorpresa los cubre de heridas;
su misma lengua los lleva a la ruina,
y los que lo ven menean la cabeza.

Todo el mundo se atemoriza,
proclama la obra de Dios
y medita sus acciones.

El justo se alegra con el Señor,
se refugia en Él,
y se felicitan los rectos de corazón.

Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.
Como era en el principio, ahora y siempre,
por los siglos de los siglos. Amén.
Ant: Protege mi vida, Señor, del terrible enemigo.
MUY CLARO Y CONSISO ESTE NOVELISTA.
DEFENSA DE LA FE likes this.