Idioma
Clics
219
es.news 1

David y Salomón, invitados especiales al sínodo sobre los jóvenes Davide

Por Sandro Magister

El 3 de octubre, día de comienzo del próximo sínodo de los obispos, está cada vez más cerca. Pero todavía a mediados de julio es prácticamente semiclandestino el documento que debería hacer de "instrumentum laboris" de la reunión. Fue presentado a la prensa el 19 de junio, pero hasta hoy sólo es accesible en italiano en el sitio oficial vatican.va.

De todos modos, quien lo ha leído no ha sido conquistado. Así como no se explica que no hayan producido nada memorable las anteriores etapas de aproximación al sínodo. El tema en examen no es de los más fáciles: "Los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional". Pero el trabajo preparatorio ha consistido a lo sumo en una desordenada suma de "escuchas", ya sea por medio de cuestionarios o a través de reuniones de jóvenes diversamente convocados, como los 300 reunidos en Roma el pasado mes de marzo, más los 15.000 conectados con ellos vía web en todo el mundo.

"Escuchas" tratadas con modelos sociológicos de baja calidad, para registrar "preguntas" e "inquietudes" ya ampliamente conocidas. Pero cuando, por ejemplo, para enfocar el abismo que divide un poco en todo el mundo las generaciones más jóvenes de las más adultas en la vivencia religiosa, con un claro descenso de la religiosidad entre los jóvenes, bastaría sencillamente dar una ojeada a esta reciente encuesta del Pew Research Center de Washington:

> The Age Gap in Religion Around the World

La modestia del trabajo preparatorio es evidente, sobre todo, en la pobreza de las indicaciones propositivas. Así como se esperaba del Concilio Vaticano II una palabra original dicha por la Iglesia al mundo, del próximo sínodo se espera una palabra fuerte dicha por la Iglesia a las generaciones jóvenes. Una palabra que no sea la que el "mundo" ya es capaz de decir, sino que tenga en sí misma la impronta única del "Verbum", del "Logos" hecho hombre en Jesús.

Si esta es la apuesta del próximo sínodo, entonces el artículo de apertura del último número de la revista "Civiltà Cattolica" vale, él solo, más que toda la inútil mole de textos preparatorios producidos hasta este momento.

> "Io sono solo un ragazzo"

Tanto David como Salomón son valorizados por Dios también por sus talentos –habilidad, valentía, sabiduría–, poco reconocidos, si no ridiculizados inicialmente por los hombres de su tiempo, y más aún por la determinación de David en transmitir a su hijo Salomón la ley y las promesas divinas, a las cuales debía mantenerse siempre fiel en la escucha y en la obediencia.

Y Dios no se muestra indulgente cuando Salomón sacrifica en las alturas, cediendo a esa idolatría que era el tentador "espíritu del tiempo". Al contrario, se le aparece precisamente ahí y despierta en él el deseo de "un corazón que escucha" la palabra divina antes y más que cualquier otra palabra humana, según aquella que se convertirá hasta nuestros días en la oración cotidiana del creyente israelita: "Shema' Israel", "¡Escucha, Israel!".

Después de haber recordado también el caso del profeta Jeremías, consternado por la misión a la que Dios le llama cuando todavía "yo no sé hablar, porque soy solamente un niño", el padre Anselmo concluye así su artículo: "En la historia de la salvación, el Señor se fía de los jóvenes y confía precisamente a algunos de ellos la suerte de su pueblo".

Existe la esperanza de que en el sínodo los obispos arrojan a la basura la banal sociología de los textos preparatorios y asuman seriamente esta lección de las Sagradas Escrituras.

----------
Al margen de esta nota, hay que señalar que también entre los jóvenes convocados en Roma para la reunión pre-sinodal del 19-24 de marzo de 2018 surgieron contestaciones al documento que la secretaría del sínodo redactó como resultado de la reunión.

En particular, un numeroso grupo de jóvenes entre los 16 y los 29 años, procedentes de Estados Unidos de América, Pakistán, Hong Kong, Polonia, Irlanda, Inglaterra y otros países más, ha dirigido al papa Francisco un argumentado documento propio alternativo, en inglés, presentado y publicado integralmente el 21 de mayo en LifeSite News:

> Catholic youth issue their own pre-Synod text: Proclaim truth "without apology"

En el documento se lee, entre otras cosas: "Nosotros deseamos que la Iglesia sea popular, para que todos conozcan el amor de Cristo. Sin embargo, si tenemos que elegir entre popularidad y autenticidad, elegimos la autenticidad".

Más aún: "No deseamos ninguna disolución o alteración de las enseñanzas de la Iglesia. Rechazamos completamente la idea de que la Iglesia tenga que cambiar su doctrina para satisfacer las exigencias del mundo".

El documento está ahora disponible en una traducción completa al italiano:

> Una risposta al documento finale del pre-sinodo 2018

Publicado originalmente en italiano el 12 de julio de 2018, en magister.blogautore.espresso.repubblica.it/…/davide-e-salomo…

Traducción al español por: José Arturo Quarracino