Clicks123

Visión de la Beata Ana Catalina Emmerick: Las maquinaciones contra el Papa

Visión de la Beata Ana Catalina Emmerick: Las maquinaciones contra el Papa

10 de Agosto de 1822

“He visto muy afligido al Padre Santo. Vive en otro palacio y solo se deja ver de muy pocos amigos de confianza. Si el partido malo conociera de su propia fuerza habría ya estallado la revolución. Temo que el Papa tenga que padecer mucho antes de morir. Veo la negra iglesia de Satanás prosperar y ejercitar su pernicioso influjo. La angustiosa situación de la Iglesia y del Papa es tan triste que debemos pedir a Dios incesantemente que acuda en su auxilio. Yo recibí encargo de orar mucho por la Iglesia y por el Papa. Esta noche fui conducida a Roma, donde el Papa vive todavía oculto con el fin de evitar exigencias injustas. Está muy débil y consumido a causa de la tristeza, de la inquietud y de la continua oración. Se ha ocultado sobre todo porque no puede fiarse de muchos de los que le rodeaban. Junto a él está un sacerdote anciano muy sencillo y piadoso, amigo suyo, al cual no han creído necesario alejarlo de su lado. Este hombre tiene mucha gracia y favor de Dios. Mira y ve muchas cosas y todo se lo dice fielmente al Papa. A él le descubrí en la oración muchas cosas acerca de algunos traidores y personas mal intencionadas que hay entre los altos empleados con quienes más confianza tiene el Papa; todo lo cual debía él comunicar al mismo Pontífice. Así está prevenido y se guardará de aquel que hasta ahora lo hacía todo y ahora ya no podrá hacer nada. El Papa está tan débil que no puede andar solo.”

----------------------------------------

Tomado de: Visiones y Revelaciones completas de Beata Ana Catalina Emmerick – Según las anotaciones de: Clemente Brentano, Bernardo E. Overberg y Guillermo Wesener – Versión castellana por el R.P. José Fuchs, S.S. – Tomo I – Autobiografía y visiones generales – IIa Edición – Editorial Guadalupe, Buenos Aires, 1953 – Cap. XI – Tomo I – Visiones del Papa y de la Iglesia Romana, p. 417.

+++

"debemos pedir a Dios incesantemente" ... Parece que nadie esté tomando seriamente esta situación, todos cantan y bailan, como hacían en el Titanic antes de hundirse. Entre los católicos, ¿cuántos se han dado cuenta del peligro y tienen el coraje de orar para que el "barco" de la Iglesia no se hunda?

+++