Clicks1.4K

MAYO CON MARÍA: Día 12: ¡Mi vida no es mía! Pertenece a Dios


Si nos ponemos en la piel de María, algo que sorprende es la rapidez con que dice sí a lo que Dios le pide, la generosidad ante su vocación. ¿Sabes por qué actúa así? Porque es consciente de algo muy importante que muchos no sabemos, o si lo sabemos enseguida lo olvidamos: su vida no es suya.

García Morente, filósofo no creyente, se convirtió al darse cuenta de esto. Él lo explica con estas palabras que, aunque no son fáciles, si las lees con atención, verás qué interesantes son:

"Mi vida, los hechos de mi vida, se habían realizado sin mí, sin mi intervención (se refiere al trabajo que tenía, las amenazas que recibió, tuvo que emigrar dejando a su familia .... ). Yo los había presenciado pero en ningún momento provocado. Me pregunto entonces: ¿Quién, pues, o qué era la causa de esa vida, que siendo mía, no era mía? Lo curioso era que todos esos acontecimientos pertenecían a mi vida, pero no habían sido provocados por mí; es decir, no eran míos.

Entonces, por un lado, mi vida me pertenece, pero, por otro lado, no me pertenece, no es mía, puesto que su contenido viene en cada caso producido y causado por algo ajeno a mi voluntad. Solo encontraba una solución para entender la vida: algo o alguien distinto de mí hace mi vida y me la entrega”.


Madre mía, enséñame esta lección: Mi vida es mía y no es mía. Alguien distinto de mí hace mi vida y me la entrega. Yo, con libertad, la vivo como quiero, pero es Dios quien me la entrega con un para qué, con un fin, con una misión. Por eso, mi vida es mía y es de Dios: somos copropietarios. Mi vida es para Dios, y, por Él, para los demás, porque libremente quiero hacer el bien.

Ahora puedes seguir hablando a María con tus palabras, comentándole algo de lo que has leído.


Después termina con la oración final.

ORACIÓN FINAL

¡OH SEÑORA MÍA, Oh Madre mía! Yo me ofrezco enteramente a ti; y en prueba de mi amor de hijo te consagro en este día mis ojos, mis oídos, mi lengua, mi corazón; en una palabra, todo mi ser. Ya que soy todo tuyo, Madre buena, guárdame y defiéndeme como cosa y posesión tuya. Amén
Pacocatolic and 2 more users like this.
Pacocatolic likes this.
OSITOKM likes this.
torrededavid likes this.
Tina 13
Marcelino Champagnat likes this.
Tina 13 and one more user like this.
Tina 13 likes this.
OFM likes this.
santa clara
Marcelino Champagnat likes this.
santa clara
Madre mía, enséñame esta lección: Mi vida es mía y no es mía. Alguien distinto de mí hace mi vida y me la entrega. Yo, con libertad, la vivo como quiero, pero es Dios quien me la entrega con un para qué, con un fin, con una misión. Por eso, mi vida es mía y es de Dios: somos copropietarios. Mi vida es para Dios, y, por Él, para los demás, porque libremente quiero hacer el bien.
Marcelino Champagnat likes this.
santa clara and one more user like this.
santa clara likes this.
jose moctezuma likes this.
jose moctezuma
Oh María, Madre mía
oh consuelo del mortal:
amparadme y guiadme
a la patria celestial.

1. Con el ángel de María
las grandezas celebrad.
Transportados de alegría
sus finezas publicad.

2. Salve, júbilo del cielo,
del Excelso dulce imán;
Salve hechizo de este suelo,
triunfadora de Satán.

3. Quien a Tí ferviente clama
halla gloria en el pesar,
pues tu nombre luz derrama,
gozo y bálsamo sin …More
Oh María, Madre mía
oh consuelo del mortal:
amparadme y guiadme
a la patria celestial.

1. Con el ángel de María
las grandezas celebrad.
Transportados de alegría
sus finezas publicad.

2. Salve, júbilo del cielo,
del Excelso dulce imán;
Salve hechizo de este suelo,
triunfadora de Satán.

3. Quien a Tí ferviente clama
halla gloria en el pesar,
pues tu nombre luz derrama,
gozo y bálsamo sin par.

4. De sus gracias tesorera
la nombró su Redentor:
con tal Madre y Medianera
ya no teme el pecador.

5. Pues te llamo confe viva
muestra, ¡oh Madre!, tu bondad,
a mí vuelve, compasiva,
esos ojos de piedad.
Marcelino Champagnat likes this.
Adelita and one more user like this.
Adelita likes this.
jamacor likes this.
Tina 13
Marcelino Champagnat and one more user like this.
Marcelino Champagnat likes this.
Yugo likes this.
¡OH SEÑORA MÍA, Oh Madre mía! Yo me ofrezco enteramente a ti; y en prueba de mi amor de hijo te consagro en este día mis ojos, mis oídos, mi lengua, mi corazón; en una palabra, todo mi ser. Ya que soy todo tuyo, Madre buena, guárdame y defiéndeme como cosa y posesión tuya. Amén
Yugo and one more user like this.
Yugo likes this.
Tina 13 likes this.