Clicks104

Letanías a la Beata Virgen María (Letanías de la Orden Dominicana)


Letanías a la Beata Virgen María (Letanías de la Orden Dominicana)

Tened cuidado con las Letanías de los Hermanos Predicadores, porque obran maravillas


Las Letanías de la Orden Dominicana dedicadas a la Santísima Virgen son muy antiguas y muy poderosas. Se conquistaron la fama de ser letanías tan poderososas ya en el siglo XIII cuando la Orden Dominicana sufrió un período de algunos años de gran persecución, por eso son muy recomendadas cuando se presenten tiempos difíciles y de graves tribulaciones. Las persecuciones contra la Orden Dominicana empezaron en los años después de la muerte del emperador Federico II Hohenstaufen y de su hijo Conrado IV. En particular, en 1254 algunos prelados se levantaron contra la Orden Dominicana al punto que indujeron el Papa Inocencio IV a publicar el 21 de noviembre de ese mismo año la Bula “Etsi Animarum”, con la cual decretaba varias graves restricciones contra los frailes dominicos, por ejemplo no podían confesar a los fieles, no podían celebrar la Santa Misa públicamente, ni podían dar otros Sacramentos, y en caso de transgresión la pena era la excomunión. El entonces Maestro General de la Orden, el Beato Humberto de Romans (1200-1277), muy dolorido por lo que estaba sucediendo, no sabía que hacer más. Un día se arrodilló delante de una imagen de la Santísima Virgen y le pidió llorando que viniera en socorro de la Orden, y la Virgen le respondió: “En este momento la Orden ha sido liberada”. Bueno, unos días después el Papa Inocencio IV murió en Nápoles el 7 de diciembre 1254, exactamente 16 días después que firmó aquella Bula contra la Orden Dominicana, y que su sucesor, el Papa Alejandro IV, elegido el 12 de diciembre 1254, anuló con la Bula “Nec Insolitum” del 31 de diciembre del 1254. En esos mismos años la Orden Dominicana padeció otra brutal persecución por obra de algunos Maestros seculares de la Universidad de París que querían expulsar de la Universidad a todos los frailes dominicos que enseñaban allí, y difundiendo también panfletos contra la Orden, para que también el pueblo se volviese en contra de los dominicos. Delante de esta situación muy difícil, el Beato Humberto de Romans, Maestro General de la Orden, en el Capítulo general del 4 de junio 1256, ordenó que se rezaran en todos los conventos los siete Salmos penitenciales con la Letanías y las oraciones a la Santísima Virgen y al Santo Domingo. Unos días después, en el convento dominicano de Roma, mientras se rezaban las Letanías, un fraile se adormeció y tuvo la visión de Jesús y la Virgen: Jesús estaba sobre el Altar y a su lado estaba la Santísima Virgen que le pedía a su Hijo que acogiera las peticiones de los frailes. Bueno, algunos días después, a partir del 17 de junio hasta el 27 de ese mismo mes, el Papa Alejandro IV intervino definitivamente y directamente para resolver la situación, firmando también un documento que expulsaba de Francia a todos los Maestros seculares que habían calumniado a los frailes de la Orden Dominicana. En 1334, el historiador Galvano Fiamma comentaba que gracias al rezo de esas Letanías fue tan grande el éxito que no sólo las persecuciones terminaron dentro de poco tiempo, sino que la Orden Dominicana creció hasta lograr niveles de gran honor y respeto, y que incluso los cardenales estuvieron tan sorprendidos que solían afirmar: “Cavete a Litaniis Fratum Prædicatorum qui mirabilia faciunt” (“Tened cuidado con las Letanías de los Hermanos Predicadores, porque obran maravillas”).

[cf. “Storie e Leggende Medievali - Vitae Fratrum”, de Gearldo di Frachet O.P. (1205-1271), traducción y notas de Pietro Lippini O.P., ESD, Edizioni Studio Domenicano, Bolonia, 1988]

(D.M.L. ©2019)

+++

Letanías a la Beata Virgen María (de la Orden Dominicana)

[Para rezar sobre todo en tiempos o situaciones de tribulaciones]

Estas antiguas Letanías, muy diferentes de aquellas más conocidas, o sea las “Lauretanas”, se conocen y se rezan ya desde la fundación de la Orden Dominicana. Durante los siglos fueron experimentadas como eficacísimas para obtener la protección de Nuestra Señora y su inmediato socorro. Se recomienda el rezo de estas letanías durante los períodos difíciles y de graves tribulaciones. En una grave persecución promovida contra la Orden Dominicana en la mitad del siglo XIII, el Maestro General de la Orden, el Beato Humberto de Romans (1200-1277), ordenó que se recitaran en todos los conventos. Bueno, en virtud de estas Letanías se obtuvo un improviso vuelco de la situación en favor de la Orden, no sólo terminaron las persecuciones, sino la Orden Dominicana creció en todos sus aspectos logrando gran respeto y honores. Los cardenales, sorprendidos por ese tan feliz éxito, afirmaron: “Cavete a Litaniis Fratum Prædicatorum qui mirabilia faciunt” (“Tened cuidado con las Letanías de los Hermanos Predicadores, porque obran maravillas”), una frase todavía hoy muy conocida por los frailes dominicos.

+++

Señor, ten piedad de nosotros
Cristo, ten piedad de nosotros
Señor, ten piedad de nosotros
Cristo, óyenos
Cristo, escúchanos

Dios Padre Celestial, ten piedad de nosotros
Dios Hijo, Redentor del mundo, ten piedad de nosotros
Dios Espíritu Santo, ten piedad de nosotros
Trinidad Santa un solo Dios, ten piedad de nosotros

Santa María, esperanza de los desgraciados y dulce consuelo de los atribulados, ruega por nosotros.
Santa María, Madre Santísima de Cristo, ruega por nosotros
Santa María, Madre Virgen, ruega por nosotros
Santa María, Madre inviolada, ruega por nosotros
Santa María, Virgen de las Vírgenes, ruega por nosotros
Santa María, Virgen perpetua, ruega por nosotros
Santa María, llena de la Gracia de Dios, ruega por nosotros
Santa María, hija del Rey Eterno, ruega por nosotros
Santa María, Madre y Esposa de Cristo, ruega por nosotros
Santa María, Templo del Espíritu Santo, ruega por nosotros
Santa María, Reina de los cielos, ruega por nosotros
Santa María, Señora de los ángeles, ruega por nosotros
Santa María, Escala de Dios, ruega por nosotros
Santa María, Puerta del Paraíso, ruega por nosotros
Santa María, Madre y Señora nuestra, ruega por nosotros
Santa María, verdadera esperanza nuestra, ruega por nosotros
Santa María, nueva Madre nuestra, ruega por nosotros
Santa María, fe de todos los fieles, ruega por nosotros
Santa María, caridad perfecta de Dios, ruega por nosotros
Santa María, Emperatriz nuestra, ruega por nosotros
Santa María, fuente de dulzura, ruega por nosotros
Santa María, Madre de misericordia, ruega por nosotros
Santa María, Madre del Príncipe Eterno, ruega por nosotros
Santa María, Madre del verdadero Consejo, ruega por nosotros
Santa María, Madre de la verdadera fe, ruega por nosotros
Santa María, resurrección nuestra, ruega por nosotros
Santa María, por quien toda criatura se renueva, ruega por nosotros
Santa María, generadora de la Luz eterna, ruega por nosotros
Santa María, portadora del que todo lo lleva, ruega por nosotros
Santa María, virtud de la Encarnación divina, ruega por nosotros
Santa María, sala del tesoro celestial, ruega por nosotros
Santa María, generadora del que todo lo hace, ruega por nosotros
Santa María, arcano del celestial consejo, ruega por nosotros
Santa María, verdadera salud nuestra, ruega por nosotros
Santa María, tesoro de los fieles, ruega por nosotros
Santa María, hermosísima Señora nuestra, ruega por nosotros
Santa María, Iris lleno de alegría, ruega por nosotros
Santa María, Madre del verdadero gozo, ruega por nosotros
Santa María, camino nuestro hacia el Señor, ruega por nosotros
Santa María, abogada nuestra, ruega por nosotros
Santa María, estrella clarísima del cielo, ruega por nosotros
Santa María, más brillante que la luna, ruega por nosotros
Santa María, más refulgente que el sol, ruega por nosotros
Santa María, Madre del Dios eterno, ruega por nosotros
Santa María, que ahuyentas las tinieblas de la noche eterna, ruega por nosotros
Santa María, que borras el decreto de nuestra perdición, ruega por nosotros
Santa María, fuente de la verdadera sabiduría, ruega por nosotros
Santa María, luz de la recta conciencia, ruega por nosotros
Santa María, inestimable alegría nuestra, ruega por nosotros
Santa María, premio nuestro, ruega por nosotros
Santa María, deseo de la celestial patria, ruega por nosotros
Santa María, espejo de contemplación divina, ruega por nosotros
Santa María, la más bienaventurada entre las bienaventuradas, ruega por nosotros
Santa María, Señora clementísima, ruega por nosotros
Santa María, consoladora de los que a Ti recurren, ruega por nosotros
Santa María, llena de piedad, ruega por nosotros
Santa María, sobreabundante de toda dulzura, ruega por nosotros
Santa María, hermosura de los ángeles, ruega por nosotros
Santa María, flor de los patriarcas, ruega por nosotros
Santa María, humildad de los profetas, ruega por nosotros
Santa María, tesoro de los apóstoles, ruega por nosotros
Santa María, elogio de los mártires, ruega por nosotros
Santa María, glorificación de los sacerdotes, ruega por nosotros
Santa María, decoro de las vírgenes, ruega por nosotros
Santa María, lirio de la castidad, ruega por nosotros
Santa María, bendita entre todas las mujeres, ruega por nosotros
Santa María, reparación de todos los espiritualmente desvalidos, ruega por nosotros
Santa María, alabanza de todos los justos, ruega por nosotros
Santa María, conocedora de los secretos de Dios, ruega por nosotros
Santa María, la más santa entre todas las mujeres, ruega por nosotros
Santa María, esclarecidísima Señora, ruega por nosotros
Santa María, perla del celestial Esposo, ruega por nosotros
Santa María, Palacio de Cristo, ruega por nosotros
Santa María, Virgen Inmaculada, ruega por nosotros
Santa María, templo del Señor, ruega por nosotros
Santa María, gloria de Jerusalén, ruega por nosotros
Santa María, Hija de Dios, ruega por nosotros
Saeta María, Esposa amadísima de Cristo, ruega por nosotros
Santa María, Estrella del mar, ruega por nosotros
Santa María, extiende tu mano y toca nuestro corazón para que nos libres a nosotros los pecadores, ruega por nosotros
Santa María, diadema sobre la cabeza del soberano Rey, ruega por nosotros
Santa María, dignísima de todo honor, ruega por nosotros
Santa María, llena de toda dulzura, ruega por nosotros
Santa María, mérito del reino celestial, ruega por nosotros
Santa María, entrada a la celestial vida, ruega por nosotros
Santa María, puerta cerrada y sólo abierta al Príncipe del cielo, ruega por nosotros
Santa María, por quien llegamos al Señor, ruega por nosotros
Santa María, rosa inmarcesible, ruega por nosotros
Santa María, las más preciosa entre las puras, ruega por nosotros
Santa María, más deseable que todo tesoro, ruega por nosotros
Santa María, más elevada que el cielo, ruega por nosotros
Santa María, más limpia que los Ángeles, ruega por nosotros
Santa María, alegría de los Arcángeles, ruega por nosotros
Santa María, júbilo de todos los santos, ruega por nosotros
Santa María, honor, alabanza, gloria y confianza nuestra, ruega por nosotros

Hija de Dios, María, míranos.
Hija de Joaquín, María, ámanos.
Hija de Ana, María, recíbenos.

Cordera de Dios, puerta de la Esperanza, llévanos al Hijo.
Cordera de Dios, júntanos a Él, virginal lirio.
Cordera de Dios, danos el reino del descanso, después del destierro.

V. Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios
R. Para que seamos dignos de alcanzar las promesas de Nuestro Señor Jesucristo.

V. Dígnate recibir mis alabanzas, Virgen Sagrada.
R. Dame fortaleza contra mis enemigos.

V. Señor, escucha mi oración.
R. Y llegue a Ti mi clamor.

Oremos
Te rogamos, Señor Dios, por la intercesión de la bienaventurada y gloriosa siempre Virgen María y todos sus Santos, defiendas de toda adversidad nuestra Casa y Congregación (reemplazar por la intención que se quiera alcanzar de María) y la (nos) protejas de todas las asechanzas de los enemigos.
Por Cristo nuestro Señor.
Amén.

+++

(En Latín)

Litaniæ Beatæ Mariæ Virginis Ab Ordine Receptæ


Kýrie, eléison. Kýrie eléison.
Christe, eléison. Christe, eléison.
Kýrie, eléison. Kýrie, eléison.
Christe, áudi nos. Christe, áudi nos.
Christe, exáudi nos. Christe, exáudi nos.

Páter de cǽlis, Déus, miserére nóbis.
Fíli, Redémptor mundi, Déus, miserére nóbis.
Spíritus Sáncte, Déus, miserére nóbis.
Sáncta Trínitas, únus Déus, miserére nóbis.

Sáncta María Máter Chrísti Sanctíssima, ora pro nóbis
Sáncta María Dei Génetrix Vírgo, ora pro nóbis
Sáncta María Máter innúpta, ora pro nóbis
Sáncta María Máter invioláta, ora pro nóbis
Sáncta María Virgo vírginum, ora pro nóbis
Sáncta María Virgo perpétua, ora pro nóbis
Sáncta María grátia Dei plena, ora pro nóbis
Sáncta María ætérni Régis fília, ora pro nóbis
Sáncta María Chrísti Máter et Spónsa, ora pro nóbis
Sáncta María Spíritus Sáncti témplum, ora pro nóbis
Sáncta María cælórum Regina, ora pro nóbis
Sáncta María Angelórum Domina, ora pro nóbis
Sáncta María scala Dei, ora pro nóbis
Sáncta María porta Paradísi, ora pro nóbis
Sáncta María nostra Máter et Dómina, ora pro nóbis
Sáncta María nostra spes vera, ora pro nóbis
Sáncta María nova Máter, ora pro nóbis
Sáncta María ómnium fidélium fídes, ora pro nóbis
Sáncta María cáritas Dei perfécta, ora pro nóbis
Sáncta María imperátrix nostra, ora pro nóbis
Sáncta María fons dulcédinis, ora pro nóbis
Sáncta María Máter ætérni Príncipis, ora pro nóbis
Sáncta María Máter veri consílii, ora pro nóbis
Sáncta María Máter veræ fídei, ora pro nóbis
Sáncta María nostra resurréctio, ora pro nóbis
Sáncta María per quam renovátur ómnis creatura, ora pro nóbis
Sáncta María génerans ætérnum Lúmen, ora pro nóbis
Sáncta María ómnia portántem pórtans, ora pro nóbis
Sáncta María vírtus divínæ Incarnatiónis, ora pro nóbis
Sáncta María cubíle thesáuri cæléstis, ora pro nóbis
Sáncta María génerans factórem ómnium, ora pro nóbis
Sáncta María consílii cæléstis arcánum, ora pro nóbis
Sáncta María nostra sálus vera, ora pro nóbis
Sáncta María thesáurus fidélium, ora pro nóbis
Sáncta María pulchérrima Dómina, ora pro nóbis
Sáncta María íris plena lætítia, ora pro nóbis
Sáncta María Máter veri gáudii, ora pro nóbis
Sáncta María íter nóstrum ad Dóminum, ora pro nóbis
Sáncta María advocátrix nostra, ora pro nóbis
Sáncta María stella cæli claríssima, ora pro nóbis
Sáncta María præclárior luna, ora pro nóbis
Sáncta María sólem lúmine víncens, ora pro nóbis
Sáncta María ætérni Dei Máter, ora pro nóbis
Sáncta María délens ténebras ætérnae nóctis, ora pro nóbis
Sáncta María délens chyrógraphum nostræ perditiónis, ora pro nóbis
Sáncta María fons ver sapiéntiæ, ora pro nóbis
Sáncta María lúmen réctæ sciéntiæ, ora pro nóbis
Sáncta María inæstimábile gáudium nóstrum, ora pro nóbis
Sáncta María præmium nóstrum, ora pro nóbis
Sáncta María cæléstis pátriae desidérium, ora pro nóbis
Sáncta María spéculum divínæ contemplatiónis, ora pro nóbis
Sáncta María ómnium Beatórum beatíssima, ora pro nóbis
Sáncta María ómni láude digníssima, ora pro nóbis
Sáncta María clementíssima Dómina, ora pro nóbis
Sáncta María consolátrix ad te confugiéntium, ora pro nóbis
Sáncta María plena pietáte, ora pro nóbis
Sáncta María ómni dulcédine superabúndans, ora pro nóbis
Sáncta María pulchritúdo Angelórum, ora pro nóbis
Sáncta María flos Patriarchárum, ora pro nóbis
Sáncta María humílitas Prophetárum, ora pro nóbis
Sáncta María thesáurus Apostolórum, ora pro nóbis
Sáncta María glorificátio Sacerdótum, ora pro nóbis
Sáncta María décus Vírginum, ora pro nóbis
Sáncta María castitátis lílium, ora pro nóbis
Sáncta María super ómnes féminas benedicta, ora pro nóbis
Sáncta María reparátio ómnium perditórum, ora pro nóbis
Sáncta María laus ómnium iustórum, ora pro nóbis
Sáncta María secretórum Dei cónscia, ora pro nóbis
Sáncta María sanctíssima ómnium feminárum, ora pro nóbis
Sáncta María præclaríssima Dómina, ora pro nóbis
Sáncta María margárita cæléstis Sponsi, ora pro nóbis
Sáncta María palátium Chrísti, ora pro nóbis
Sáncta María Immaculáta Vírgo, ora pro nóbis
Sáncta María témplum Dómini, ora pro nóbis
Sáncta María glória Jerúsalem, ora pro nóbis
Sáncta María lætítia Israel, ora pro nóbis
Sáncta María fília Dei, ora pro nóbis
Sáncta María Sponsa Chrísti amantíssima, ora pro nóbis
Sáncta María stella máris, ora pro nóbis
Sáncta María diadéma in cápite summi Régis, ora pro nóbis
Sáncta María ómni honóre digníssima, ora pro nóbis
Sáncta María ómni dulcédine plena, ora pro nóbis
Sáncta María regni cæléstis méritum, ora pro nóbis
Sáncta María cæléstis vitae iánua, ora pro nóbis
Sáncta María porta cláusa et pátens, ora pro nóbis
Sáncta María per quam intrátur ad Dóminum, ora pro nóbis
Sáncta María immarcescíbilis rosa, ora pro nóbis
Sáncta María ómni mundo pretiósior, ora pro nóbis
Sáncta María ómni thesáuro desiderábilior, ora pro nóbis
Sáncta María áltior cælo, ora pro nóbis
Sáncta María Ángelis múndior, ora pro nóbis
Sáncta María Archangelórum lætítia, ora pro nóbis
Sáncta María ómnium Sanctórum exsultátio, ora pro nóbis
Sáncta María honor, et laus, et glória, et fidúcia nostra, ora pro nóbis
Sáncta María exténde mánum túam et tange cor nóstrum, ut illúmines et líberes nos peccatóres, ora pro nóbis
Fília Dei, María, nos réspice
Fília Ióachim, María, nos dílige
Fília Annæ, María, nos suscípe

Ágna Dei, tu porta spei, porta nos ad Fílium
Ágna Dei, nos iúngas ei, virginále lílium
Ágna Dei, da requiéi régnum, post exílium

Pater Noster – Ave María

V. Ora pro nóbis, Sáncta Dei Génetrix.
R. Ut digni efficiámur promissiónibus Chrísti.

V. Dignáre me laudáre te, Virgo sacráta.
R. Da mihi virtútem contra hóstes tuos.

V. Dómine, exáudi oratiónem méam.
R. Et clámor méus ad te véniat.

Oremus
Defénde, qǽsumus, Dómine Deus, intercedénte beata et gloriósa Dei Genetríce María cum ómnibus Sanctis tuis, nostram ab ómni adversitáte Dómnum et Congregatiónem, et ah hóstium tuére cleménter insidiis.
Per Chrístum Dóminum nóstrum.
Amen.

+++

www.amicidomenicani.it/litanie-dellordine-domenicano/

www.amicidomenicani.it/…/litanie-domenic…

www.amicidomenicani.it/litanie-dellord…

www.amicidomenicani.it/…/Litanie-Ordine-…

oracionesydevocionescatolicas.com/letanias_nuestra_senora.htm

+++