Clicks336

Con esta oración a San José los fieles pueden ganar una vez al día la Indulgencia Parcial

A propósito de la fiesta de San José, que la Iglesia conmemora el 19 de marzo, existe una oración al padre adoptivo del Niño Jesús, con la que los fieles pueden ganar la Indulgencia Parcial al …More
A propósito de la fiesta de San José, que la Iglesia conmemora el 19 de marzo, existe una oración al padre adoptivo del Niño Jesús, con la que los fieles pueden ganar la Indulgencia Parcial al rezarla una vez al día. Se trata de la oración "A ti, bienaventurado San José", que dice así:

A ti, bienaventurado San José, acudimos en nuestra tribulación, y después de implorar el auxilio de tu santísima esposa, solicitamos también confiadamente tu patrocinio. Por aquella caridad con que la Inmaculada Virgen María, Madre de Dios, te tuvo unido y por el paterno amor con que abrazaste al Niño Jesús, humildemente te suplicamos que vuelvas benigno los ojos a la herencia que con su sangre adquirió Jesucristo, y con su poder y auxilio socorras nuestras necesidades.

Protege, oh providentísimo custodio de la divina familia, a la escogida descendencia de Jesucristo; aparta de nosotros toda mancha de error o de corrupción; asístenos propicio desde el cielo, fortísimo libertador nuestro, en esta lucha con el poder de las tinieblas; así ahora defiende a la Iglesia santa de Dios de las asechanzas de sus enemigos y de toda adversidad, y a cada uno de nosotros protégenos con perpetuo patrocinio, para que, a ejemplo tuyo y sostenidos por tu auxilio, podamos santamente vivir, piadosamente morir y alcanzar en los cielos la eterna bienaventuranza. Amén.


En el año 1870, el Papa Pío IX declara a San José Patrono y Protector de la Iglesia Universal.

La Indulgencia

Según el Catecismo de la Iglesia católica, que cita la Constitución Apostólica ‘Indulgentiarum doctrina' del Papa Pablo VI, la indulgencia "es la remisión ante Dios de la pena temporal por los pecados, ya perdonados en cuanto a la culpa, que un fiel dispuesto y cumpliendo determinadas condiciones consigue por mediación de la Iglesia, la cual, como administradora de la redención, distribuye y aplica con autoridad el tesoro de las satisfacciones de Cristo y de los santos".
Como está consignado en la mencionada Constitución Apostólica, la Indulgencia puede ser parcial o plenaria, así lo explica el documento: "La indulgencia es parcial o plenaria según libere de la pena temporal debida por los pecados en parte o totalmente (...) Todo fiel puede lucrar para sí mismo o aplicar por los difuntos, a manera de sufragio, las indulgencias tanto parciales como plenarias".

San José, abogado y protector

Muchos santos han tomado a San José como abogado y protector ante cualquier necesidad. Así lo hizo Santa Teresa de Jesús, quien solía decir sobre el esposo de la Virgen Santísima:

"Tomé a San José como mi abogado y protector, y me encomendé muy seriamente a él. Él vino en mi ayuda de la manera más visible. Este amado padre de mi alma, este amado protector, se apresuró a sacarme del estado en que mi cuerpo estaba languideciendo, así como él me arrebató de mayores peligros de otra naturaleza que estaban poniendo en peligro mi honor y mi salvación eterna".

La mística reformadora del Carmelo, también dijo sobre el custodio del Redentor: "Estoy asombrada de los grandes favores que Dios me ha otorgado a través de este bendito santo y de los peligros de los que me ha liberado, tanto en cuerpo como en alma".

De ahí que en el año 1870, el Papa Pío IX declara a San José Patrono y Protector de la Iglesia Universal. Un hecho que recordó San Juan Pablo II en la Exhortación Apostólica ‘Redemptoris custos' sobre la figura y misión de San José en la vida de Cristo y de la Iglesia:

"En tiempos difíciles para la Iglesia, Pío IX, queriendo ponerla bajo la especial protección del santo patriarca José, lo declaró ‘Patrono de la Iglesia Católica'. El Pontífice sabía que no se trataba de un gesto peregrino, pues, a causa de la excelsa dignidad concedida por Dios a este su siervo fiel, ‘la Iglesia, después de la Virgen Santa, su esposa, tuvo siempre en gran honor y colmó de alabanzas al bienaventurado José, y a él recurrió sin cesar en las angustias".

GAUDIUMPRESS
DEFENSA DE LA FE likes this.
Tina 13
Tina 13 likes this.