Clicks44

San Pedro Damián

Ora pro nobis San Pedro Damián Cardenal, obispo de Ostia, Doctor de la Iglesia (1007-72) Benedictino, reformador eclesiástico y clerical. Fiesta: 21 de febrero Damián significa: el que doma su cuer…More
Ora pro nobis

San Pedro Damián

Cardenal, obispo de Ostia, Doctor de la Iglesia (1007-72)
Benedictino, reformador eclesiástico y clerical.
Fiesta: 21 de febrero
Damián significa: el que doma su cuerpo. Domador de sí mismo.
Gesù è con noi and 2 more users like this.
Gesù è con noi likes this.
DEFENSA DE LA FE likes this.
San Benedicto José Labré likes this.
Era Fuerte cuando condenaba el vicio de la homosexualidad de los clérigos pero compasivo cuando se dolía por los que eran víctimas de él
«¡Oh pobre alma pecadora—decía en una carta—; lloro por ti, por tu perdición, porque te has abismado en los lodos de la ignominia! No es un templo hecho por la mano del hombre el que se ha derrumbado, sino un alma, un alma nobilísima, formada a imagen y …
More
Era Fuerte cuando condenaba el vicio de la homosexualidad de los clérigos pero compasivo cuando se dolía por los que eran víctimas de él
«¡Oh pobre alma pecadora—decía en una carta—; lloro por ti, por tu perdición, porque te has abismado en los lodos de la ignominia! No es un templo hecho por la mano del hombre el que se ha derrumbado, sino un alma, un alma nobilísima, formada a imagen y semejanza de Dios y rescatada por la sangre de Cristo. ¡Qué grande era y qué hermosa! Por eso lloro: lloro la ruina de un templo de Cristo... El Rey eterno la alimenta en su mismo palacio; embriagábase con la leche de la palabra divina, tan tierna y tan dulce; pero el azufre y el fuego de Gomorra la han consumido.»"
DEFENSA DE LA FE likes this.
Fragmento del Libro Gomorriano (...) "En cambio, en nuestras regiones, crece un vicio muy malo y vergonzoso. Si la mano no se enfrenta a un severo castigo a la mayor brevedad, sin duda la espada de la ira divina inferirá terrible amenaza para la desgracia de muchos. ¡Ah! Me da vergüenza decirlo! Me avergüenzo de anunciar algo tan vergonzoso para los oídos de santo, pero si el médico está …More
Fragmento del Libro Gomorriano (...) "En cambio, en nuestras regiones, crece un vicio muy malo y vergonzoso. Si la mano no se enfrenta a un severo castigo a la mayor brevedad, sin duda la espada de la ira divina inferirá terrible amenaza para la desgracia de muchos. ¡Ah! Me da vergüenza decirlo! Me avergüenzo de anunciar algo tan vergonzoso para los oídos de santo, pero si el médico está horrorizado por el hedor de las heridas, que utilizará la cauterización? Si a un médico le da náuseas,que hay de los que curan el alma enferma? La suciedad de la sodomía [2] se arrastra como un cáncer en la orden eclesiástica [3], de hecho, como una bestia sedienta de sangre escondidas en el rebaño de Cristo con audaz libertad , por lo que sería mucho mejor haber sido aplastado bajo el yugo de la milicia seculares en lugar de ser sujetos, con la misma libertad, a la ley de hierro de la tiranía diabólica bajo la apariencia de la religión [4]. ¿Cómo la Verdad dice, «Mejor le sería si se le colgara una piedra de molino al cuello y fuera arrojado al mar, que hacer tropezar a uno de estos pequeños» [5]. Y si el poder de la Santa Sede no interviene lo antes posible, sin duda, el libertinaje desenfrenado, a pesar de que desea ser reprimidos, no será capaz de detener el ímpetu de su curso" (…)
DEFENSA DE LA FE likes this.
One more comment from Knights4Christ
El Papa Alejandro II le encomendó todavía tres misiones: una en Florencia, otra en Alemania para impedir el divorcio de Enrique IV, y la última en Ravena.

Resultó que el joven emperador Enrique IV quería divorciarse, y su arzobispo, por temor, se lo iba a permitir. Entonces el Papa envió a Pedro Damián a Alemania, el cual reunió a todos los obispos alemanes, y valientemente, delante de ellos le …
More
El Papa Alejandro II le encomendó todavía tres misiones: una en Florencia, otra en Alemania para impedir el divorcio de Enrique IV, y la última en Ravena.

Resultó que el joven emperador Enrique IV quería divorciarse, y su arzobispo, por temor, se lo iba a permitir. Entonces el Papa envió a Pedro Damián a Alemania, el cual reunió a todos los obispos alemanes, y valientemente, delante de ellos le pidió al emperador que no fuera a dar ese mal ejemplo tan dañoso a todos sus súbditos, y Enrique desistió de su idea de divorciarse.
DEFENSA DE LA FE likes this.