Clicks8

Septiembre 24. Beato Antonio Martín Slomsek

Irapuato
1
florycanto fecha: 24 de septiembre n.: 1800 - †: 1862 - país: Eslovenia canonización: B: Juan Pablo II 19 sep 1999 hagiografía: Vaticano Elogio: En Maribor, localidad de Eslovenia, beato Antonio…More
florycanto fecha: 24 de septiembre

n.: 1800 - †: 1862 - país: Eslovenia
canonización: B: Juan Pablo II 19 sep 1999
hagiografía: Vaticano

Elogio:
En Maribor, localidad de Eslovenia, beato Antonio Martín Slomsek, obispo, que tuvo gran dedicación al cultivo de la vida cristiana de las familias, al de la institución del clero y a la defensa de la unidad de la Iglesia.

Antón Martín Slomsek nació en Slom de una familia de campesinos de Estiria el 26 de noviembre de 1800. Habiendo recibido la ordenación sacerdotal en 1824, trabajó como capellán en Bizeljsko y Nueva Cerkev. Después fue trasladado a Klagenfurt (actual Austria), donde, durante nueve años, fue director espiritual del seminario donde había estudiado. En octubre de 1838 fue nombrado párroco en Vuzenica; en 1844, ejerció su ministerio sacerdotal como párroco, recibiendo también el título de canónigo de la Catedral de San Andrés en el Valle del Labot, y luego fue nombrado párroco-abad en Celje. Después de unos meses de ministerio en esa ciudad, al ser nombrado obispo, eligió como su lema episcopal las palabras "Ad maiorem Dei gloriam animarumque salutem» (para mayor gloria de Dios y salud de las almas), recibió la consagración episcopal el 5 de julio de 1846. Residió en San Andrés en Lavantal (en el día de hoy Austria), hasta que en 1959 es transferido a la sede episcopal de Maribor, Eslovenia.

Anton Slomsek fue un gran educador y catequista, también escritor y poeta. Como educador del pueblo despertó su conciencia cristiana, para hacer frente a los peligros y las falsas doctrinas de la época (el jansenismo, y el liberalismo), y trabajó para el ecumenismo en el espíritu de los santos Cirilo y Metodio, apóstoles de los eslavos. Promovió la educación continua del clero y fue celoso pastor de almas, el cuidado de la santificación de las familias y la educación cristiana de la juventud. Él vivía lo que enseñaba a los demás. Su trabajo pastoral incansable aún se recuerda como un ejemplo propio de un hombre de Dios. murió el 24 de septiembre de 1862 y fue enterrado en la Catedral de Maribor.
fuente: Vaticano
Irapuato