jamacor
10

Demanda federal contra una escuela que prohibió a una niña llevar una mascarilla con el mensaje «Jesús me ama»

A LA VEZ QUE PERMITÍA MASCARILLA CON MENSAJES DE TODO TIPO

Demanda federal contra una escuela que prohibió a una niña llevar una mascarilla con el mensaje «Jesús me ama»

Alliance Defending Freedom (ADF) ha presentado una demanda federal por un caso atroz de discriminación de puntos de vista ocurrido durante la pandemia mundial. Una escuela pública prohibió a un alumno de tercer grado llevar una máscara de «Jesús me ama».
29/09/22 7:38 PM

(ADF/InfoCatólica) Tyson Langhofer, abogado principal de la ADF, dijo en el programa de radio de Todd Starnes que el distrito escolar incurrió en una clara discriminación al señalar a Lydia Booth en 2020 mientras permitía a otros estudiantes llevar mascarillas de «Black Lives Matter».

Los padres de Lydia dijeron a la ADF:

«Estamos orgullosos de nuestra hija. Ella quería expresar su fe. Sentimos que teníamos que defenderla cuando le dijeron que no podía expresar su fe como si fuera de alguna manera una ciudadana de segunda clase simplemente porque quería expresar un mensaje religioso y otros un mensaje secular».

La joven se entristeció cuando el director de la escuela central de Simpson la apartó y le dijo que ya no podía llevar su mascarilla con el mensaje «Jesús me ama», que había usado varias veces.

A su madre, Jennifer Booth, le dijeron que la máscara violaba la política de la escuela porque tenía palabras, pero Booth se dio cuenta de que tal información era falsa. El superintendente le dijo entonces que infringía su política de prohibir las mascarillas con símbolos políticos, religiosos o inapropiados.

«Nos vimos obligados a presentar una demanda para permitir que esta alumna de tercer grado expresara este mensaje positivo a los estudiantes que la rodean: Jesús me ama», dijo Langhofer.

La ADF presentó una demanda federal contra el distrito escolar del condado de Simpson.

«Aparentemente creen que los mensajes religiosos en clase o en las escuelas son inapropiados, pero permitieron otras mascarillas con todo tipo de mensajes», dijo el abogado de ADF a Starnes. «Si permites que otros expresen mensajes en sus mascarillas, tienes que permitir que la gente exprese mensajes religiosos».

El presentador de radio dijo que la parte «impactante» de la historia fue que ocurrió en una comunidad rural de Mississippi.

«Esto es un gran recordatorio, Tyson, de que estos ataques a la libertad y a los derechos están ocurriendo en todo el país, no sólo en Berkeley o en la ciudad de Nueva York», dijo Starnes.

Longhofer dijo que los casos han aumentado en el último año, señalando que los funcionarios han utilizado las normas para el COVID-19 «desproporcionadamente» contra los estadounidenses religiosos.

«Es en todo el país y es consistente con una ideología que quiere forzar a la gente de fe fuera de la plaza pública y no reconoce que la Primera Enmienda protege las libertades de todos, no sólo de aquellos con los que no estás de acuerdo».

La familia Booth se mantiene firme, dijo Langhofer.

«Están haciendo esto por su hija y por las futuras generaciones, porque no quieren que pierdan la libertad que tenemos actualmente», dijo.

Starnes pide a sus seguidores que apoyen a Lydia y a la ADF en esta batalla legal.

«Es muy sencillo. Tenemos la oportunidad de ayudar a Alliance Defending Freedom en su lucha por esta pequeña niña de tercer grado en el estado de Mississippi», concluyó Starnes.

«Todo lo que quiere hacer es llevar una mascarilla que diga 'Jesús me ama'. ¿Qué hay de malo en eso? Pero tiene que demandar para ejercer sus derechos constitucionales, ¡y vamos a ayudar a esta familia!»

Archivado en: Estados Unidos; Libertad religiosa; Nuevo Orden Mundial