la verdad prevalece
Bergoglio es un cismático enemigo de la Santa Misa.
bear
Qué cómico el tal bergoglio!