DEFENSA DE LA FE
Este es un pecado muy grave contra el Espiritu Santo. Los jesuitas que se dicen catolicos los cometen continuamente sin la mas minima intencion de arrepentimiento.