Clicks10
jamacor

Post nubila phoebus

Post nubila phoebus

Sí, es mi Serantes

Hoy el búho nos lo pone fácil: “después de la oscuridad viene la luz”.
En castellano hay algunos aforismos que expresan la misma idea. En efecto, tras la tempestad viene la calma y no hay mal que cien años dure. Claro que también puede darse la vuelta a la oración para concluir que después de la calma siempre aparece un nuevo frente Atlántico o una tormenta tropical. Ya lo decía John Wayne en sus pelis del Oeste:
―Este silencio no me gusta nada. Hay demasiada calma.
Y, naturalmente, un minuto después llegaban los indios.
También la Sagrada Escritura habla con cierta melancolía ―leed el Eclesiastés― del eterno fluir de alegrías y penas: sólo Dios es inmutable; sólo Él garantiza una felicidad permanente, sin convulsiones ni temores.
Mientras tanto, aquí nos toca vivir con un cierto escepticismo lleno de Esperanza. Escepticismo ante los cambios sociales o políticos; ante la salud y los achaques. Esperanza ―siempre con mayúscula― en Dios, que da un significado nuevo a la luz y a la oscuridad.
En tiempo de tormenta, sonriamos, que mañana puede ser peor; o no. Y cuando llegue la calma tengamos siempre a punto, por si las moscas, un buen paraguas y una sonrisa.
pensarporlibre.blogspot.com/…/post-nubila-pho…