Clicks1.2K
Clarissa
Así fue la conversión de San Agustín. «Desechados todos los errores; encendido con los consejos de Simpliciano, con los ejemplos de Victorino, de Antonio, de los dos magnates y de otros siervos de …More
Así fue la conversión de San Agustín.

«Desechados todos los errores; encendido con los consejos de Simpliciano, con los ejemplos de Victorino, de Antonio, de los dos magnates y de otros siervos de Dios; después de una gran contienda y lucha con la concupiscencia, y una dificultosa deliberación; amonestado con una voz divina, y leídas las palabras de San Pablo en la Epístola a los romanos (cap. XIII, 13 y 14), se convirtió todo a Dios, imitándole Alipio y alegrándose mucho su madre»: así lo cuenta él mismo en el inicio del Libro VIII de las Confesiones. Y así lo narró el director Christian Duguay en la miniserie de televisión de 2010 San Agustín.