Yugo
¡No dejes el pecado en tu casa saca esa suciedad