Clicks288
es.news

Retrospectiva de Ratzinger: “Lefebvre necesitaba sus propios obispos”

El [entonces] cardenal Ratzinger dijo a dos sacerdotes en el verano de 2003, durante una reunión en la Congregación para la Doctrina de la Fe, que consideraba al arzobispo Marcel Lefebvre -quien había muerto excomulgado- como “el obispo más importante del siglo XX.”.

El 3 de diciembre la página web LifeSiteNews.com recibió un recuerdo escrito de las palabras de Ratzinger, redactado por uno de los sacerdotes. Ratzinger dijo;

- “Lo considero el obispo más importante del siglo XX con respecto a la Iglesia universal”.

- “Si el episcopado francés de entonces hubiera mostrado un poco más de caridad cristiana y fraternidad hacia el arzobispo Lefebvre, las cosas podrían haber tomado un rumbo diferente”.

- “Desde mi punto de vista actual, en retrospectiva tengo que dar la razón al arzobispo Lefebvre de tener sus propios obispos. Hoy [= 2003], después de la experiencia de los '15 años de Ecclesia Dei', está claro que una obra como la de la Fraternidad Sacerdotal de San Pío X no puede entregarse sin más a los obispos diocesanos”

A pesar de estas bonitas palabras, fue Ratzinger quien envenenó las negociaciones con Lefebvre en los años 80. En una ocasión, Lefebvre fue a ver a Ratzinger, quien decidió no recibirlo mientras estaba sentado frente a su puerta.

Lefebvre se dio cuenta de que trataba con personas “que no son honestas” y que jugaban con el tiempo (= su muerte). Meses antes de las consagraciones episcopales de 1988, Lefebvre le dijo a Ratzinger que, en cualquier caso, ordenaría a un sucesor. Ratzinger respondió: “Si es así, el protocolo se ha acabado. Se acabó. Usted está rompiendo las relaciones”.

Parece que esta dureza persiguió a Ratzinger durante el resto de su vida. Por eso, como Papa, levantó la excomunión de los sucesores de Lefebvre en 2009.

Imagen: Marcel Lefebvre, Joseph Ratzinger © wikicommons, CC BY-SA, #newsFhftyxvqql