Clicks367

Oración para casos desesperados y urgentes

hussi
1
Dios te salve María, llena de gracia, llena de hermosura y bendita más que todas las mujeres, Inmaculada Madre de Dios y Reina de los cielos, acudimos ante tí, alabando tu pureza virginal, para pedir…More
Dios te salve María, llena de gracia, llena de hermosura
y bendita más que todas las mujeres,
Inmaculada Madre de Dios y Reina de los cielos,
acudimos ante tí, alabando tu pureza virginal,
para pedirte que nos envíes tus rayos de amor
e ilumines nuestras dificultosas vidas,
para suplicarte que nos enseñes a ser valientes
y dignos seguidores de tu queridísimo Hijo,
para requerir el tesoro inagotable de tus gracias
y entregarte nuestro corazón.

¡Virgen Santísima, que agradaste al Señor y fuiste Su Madre;
Inmaculada en el cuerpo, en el alma, en la fé y en el amor!

Madre Inmaculada, llena de ternura y comprensión,
hoy recurrimos esperanzados ante tí,
para que enmedio de nuestras aflicciones,
seas nuestro auxilio y consuelo.

Vuelve benigna, tus misericordiosos hacia nosotros
tus hijos, que luchamos contra las dificultades,
muéstranos tu poderoso patrocinio,
ayudándonos a solucionar lo que tanto llanto,
dolor y desesperación nos causa
y que con inmensa fé ahora te presentamos:

(decir lo que se quiere conseguir)

Sabemos que tu maternal y bondadoso corazón
siempre está dispuesto a escuchar y remediar
los infortunios y necesidades de todos nosotros,
por ello te rogamos,
danos esperanza y paz en nuestras vidas,
y atiende los deseos que te hemos manifestado,
y con sencillez y confianza, ponemos a tus plantas.

Bendita y Santísima Madre
nuestra Protectora, nuestra Reina y abogada,
Tu que desde el primer instante de tu concepción,
quebrantaste la cabeza del enemigo,
aléjanos de todo mal y tentación,
aléjanos de enemigos y peligros.

Acoje las súplicas de nosotros tus hijos,
que unidos a tí en un solo corazón,
te pedimos lleves cuanto antes,
ante el trono del Altísimo,
y cuídanos para que no caigamos nunca,
en las emboscadas que se nos preparan,
y así todos lleguemos al puerto de salvación.

Sé Tú Madre Inmaculada
nuestra alegría, nuestra dulce Reina,
a fín de que por tu interseción y tus encantos,
reine e impere en nuestros corazones,
el amor a tu Hijo Jesús,
nuestro Señor en el cielo.

Amén.

¡Bendita sea la Santa e Inmaculada Concepción
de la Santísima Virgen María, Madre de Dios! Así sea.

Repetir por tres veces.

Rezar la Salve, el Padrenuestro, Ave María y Gloria.
hussi
Oración a la Inmaculada Concepción para casos desesperados y urgentes
Dios te salve María, llena de gracia, llena de hermosura
y bendita más que todas las mujeres,
Inmaculada Madre de Dios y Reina de los cielos,
acudimos ante tí, alabando tu pureza virginal,
para pedirte que nos envíes tus rayos de amor
e ilumines nuestras dificultosas vidas,
para suplicarte que nos enseñes a ser valientes
y dign…
More
Oración a la Inmaculada Concepción para casos desesperados y urgentes
Dios te salve María, llena de gracia, llena de hermosura
y bendita más que todas las mujeres,
Inmaculada Madre de Dios y Reina de los cielos,
acudimos ante tí, alabando tu pureza virginal,
para pedirte que nos envíes tus rayos de amor
e ilumines nuestras dificultosas vidas,
para suplicarte que nos enseñes a ser valientes
y dignos seguidores de tu queridísimo Hijo,
para requerir el tesoro inagotable de tus gracias
y entregarte nuestro corazón.

¡Virgen Santísima, que agradaste al Señor y fuiste Su Madre;
Inmaculada en el cuerpo, en el alma, en la fé y en el amor!

Madre Inmaculada, llena de ternura y comprensión,
hoy recurrimos esperanzados ante tí,
para que enmedio de nuestras aflicciones,
seas nuestro auxilio y consuelo.

Vuelve benigna, tus misericordiosos hacia nosotros
tus hijos, que luchamos contra las dificultades,
muéstranos tu poderoso patrocinio,
ayudándonos a solucionar lo que tanto llanto,
dolor y desesperación nos causa
y que con inmensa fé ahora te presentamos:

(decir lo que se quiere conseguir)

Sabemos que tu maternal y bondadoso corazón
siempre está dispuesto a escuchar y remediar
los infortunios y necesidades de todos nosotros,
por ello te rogamos,
danos esperanza y paz en nuestras vidas,
y atiende los deseos que te hemos manifestado,
y con sencillez y confianza, ponemos a tus plantas.

Bendita y Santísima Madre
nuestra Protectora, nuestra Reina y abogada,
Tu que desde el primer instante de tu concepción,
quebrantaste la cabeza del enemigo,
aléjanos de todo mal y tentación,
aléjanos de enemigos y peligros.

Acoje las súplicas de nosotros tus hijos,
que unidos a tí en un solo corazón,
te pedimos lleves cuanto antes,
ante el trono del Altísimo,
y cuídanos para que no caigamos nunca,
en las emboscadas que se nos preparan,
y así todos lleguemos al puerto de salvación.

Sé Tú Madre Inmaculada
nuestra alegría, nuestra dulce Reina,
a fín de que por tu interseción y tus encantos,
reine e impere en nuestros corazones,
el amor a tu Hijo Jesús,
nuestro Señor en el cielo.

Amén.

¡Bendita sea la Santa e Inmaculada Concepción
de la Santísima Virgen María, Madre de Dios! Así sea.

Repetir por tres veces.

Rezar la Salve, el Padrenuestro, Ave María y Gloria.