es.news
4589

Los belicistas españoles están a punto de destruir la cruz más grande del mundo

El régimen español de los socialistas de la Alta Finanzas globalista planea demoler la cruz de 152,4 metros que se eleva sobre el Valle de los …
Chus Bas Bas
Madrid brilla con luz propia en Europa. Yo no descartaría que fuese el último reducto desde donde comience la renovación de la Iglesia.
Nestor Rolon
Si los españoles de «buena voluntad» permiten eso, entonces España está verdaderamente perdida. Terminaré creyendo algo que he escuchado a mismos españoles decir: «Ya España ni es católica ni es España». 🥺
RICARDO GUTIÉRREZ MINGUEZA
Es Expañistán ahora. Mañana... sólo DIOS sabrá.
Alas Ocho enCasa
Hay que entender el por qué de las cosas.
No es que quieran derribar la cruz más alta del mundo, es que quieren derribar todo símbolo cristiano, y ya lo han conseguido.
La cruz se puede reemplazar cuando otro gobierno quiera restituirla, pero la pregunta es cierta y sincera: ¿habrá en un futuro algún gobierno que quiera hacerlo? Me temo que en España no lo hay y no lo habrá en muchas décadas.
Y …More
Hay que entender el por qué de las cosas.
No es que quieran derribar la cruz más alta del mundo, es que quieren derribar todo símbolo cristiano, y ya lo han conseguido.

La cruz se puede reemplazar cuando otro gobierno quiera restituirla, pero la pregunta es cierta y sincera: ¿habrá en un futuro algún gobierno que quiera hacerlo? Me temo que en España no lo hay y no lo habrá en muchas décadas.
Y por eso se apresuran a demolerla antes del 12/2023, fecha en que cesan su mandato de cuatro años de descontrol y despilfarro.
Y si es verdad que al árbol se le conoce por sus frutos, y la cruz es derribada, los monjes poco hacen con sus rezos y sus cantos del "novus ordo", para conservar lo que han recibido en el rito litúrgico de casi dos mil años de vigencia.
Si al final la derriban, todos lloraremos, pero no seremos capaces de reconocer que han sido nuestras propias malas obras (con la Conferencia Episcopal a la cabeza) las que lo han propiciado. El demonio, nada hace sin que se le invite a la fiesta.