Frente a los jesuitas canadienses: Francisco se convierte en víctima de sus propios sofismas

Había que hacer cambios, y se hicieron, dijo Francisco sobre su pontificado, hablando el 29 de julio a los jesuitas en Canadá, según publica el 2 de agosto el sitio web LaCiviltaCattolica.com.

Los jesuitas son una comunidad del Novus Ordo en decadencia. Francisco cree que en la Iglesia el derecho y la moral se están “perfeccionando” a pesar de la decadencia moral que él promueve. Su ejemplo es la esclavitud que “era lícita y ya no lo es”. En realidad, la esclavitud -como el aborto- nunca fue lícita, sino que sólo fue permitida por un Estado malvado.

Agregó que “la Iglesia" [= Francisco] ha dicho que “incluso la posesión del arma atómica es inmoral, no sólo su uso”, y se jactó de que esto nunca se había dicho antes [porque es un error]. Incluso los policías y guardias del Vaticano poseen armas.

Basándose en estos ejemplos erróneos, Francisco concluye que la vida moral “está progresando”, que “la comprensión humana cambia con el tiempo y la conciencia humana se profundiza”.

Defiende la posición relativista de que es “erróneo” defender la doctrina de la Iglesia como “monolítica”, cambiando así la verdad por el oportunismo.

Francisco tuvo un arranque de ira cuando empezó a atacar lo que llamó “tradicionalismo” y “vida muerta”. Definió erróneamente la “tradición” como “la vida de los que nos han precedido y siguen”. Según el Catecismo de la Iglesia Católica, n. 78, la Tradición es todo lo que la Iglesia es y cree transmitido por los apóstoles y los obispos hasta el fin de los tiempos.

Para Francisco, el “tradicionalismo” es un “recuerdo muerto”. Un ejemplo probable es el tradicionalismo del Vaticano II, una ideología que está propagando la muerte y la destrucción.

Todavía confundido, Francisco habló del “origen”, que para él es “una referencia, no una experiencia histórica particular tomada como modelo perpetuo, como si tuviéramos que detenernos allí”. Según Gn 1 y Jn 1, “el origen” es Dios, que no es “una experiencia histórica particular”, sino el punto de llegada constante del hombre.

Tergiversando la realidad, Francisco dijo que, hace treinta años, la Liturgia del Novus Ordo en América Latina vio “monstruosas deformaciones litúrgicas”, pero luego “se pasó al lado opuesto” con una “intoxicación por lo antiguo”. Esto debe haber sido una referencia a la Eucaristía del Tango que presidió en 2008.

Francisco se ha dado cuenta de que Benedicto XVI ha permitido “el Rito Antiguo” para justificar su rígida y antipastoral prohibición del mismo, alegando que “había necesidad de regular [= prohibir] la práctica, y sobre todo para evitar que se convirtiera en una cuestión, digamos, de ‘moda’ y permaneciera en cambio como una cuestión pastoral”. El Novus Ordo es una moda de los años 60.

Imagen: © Mazur, CC BY-NC-ND, #newsTgrenbflij

la verdad prevalece
Bergoglio utiliza maliciosamente la manipulación del lenguaje para atacar a Dios y a la Iglesia. Este apóstata tiene el cinismo de llamar 'sanación y reconciliación' a su agenda anticatólica, con la que promovió un bulo anticatólico para victimizar a los indígenas y utilizarlo como trampolín para promover el paganismo y legitimar los rituales satánicos de los idólatras.
Apóstata Jorge Mario Bergo…More
Bergoglio utiliza maliciosamente la manipulación del lenguaje para atacar a Dios y a la Iglesia. Este apóstata tiene el cinismo de llamar 'sanación y reconciliación' a su agenda anticatólica, con la que promovió un bulo anticatólico para victimizar a los indígenas y utilizarlo como trampolín para promover el paganismo y legitimar los rituales satánicos de los idólatras.
Apóstata Jorge Mario Bergoglio: “Claro que no tiene sentido ocultarlo, hay algunos que trabajan contra la sanación y la reconciliación, tanto en la sociedad como en la Iglesia. Incluso anoche vi a un pequeño grupo tradicionalista protestando, y diciendo que la Iglesia es otra cosa... Pero así son las cosas."