jamacor
114

Ven, Señor, no tardes

Ven, Señor, no tardes

Pedro L. Llera, el 13.05.22 a las 8:24 AM

¿Hasta cuándo, Señor?

El gobierno comunista chino arresta al cardenal Zen

Ni el Vaticano ni la diócesis de Hong Kong condenan públicamente la detención del cardenal Zen

Mons. Bätzing advierte a Mons. Aquila que no responderá a más cartas abiertas de obispos del mundo a los obispos alemanes

Vuelven las bendiciones de uniones homosexuales en templos católicos de Alemania sin que Roma tome medida alguna

El Papa apoya la labor del «apóstol» del lobby LGTBI en la Iglesia Católica

La Universidad Católica de Cuyo se pone al servicio del feminismo y el lobby gay

Y así podríamos seguir y no parar. Cada día tiene su afán y su escándalo.

Nosotros, pecadores, te rogamos
que nos oigas,
que nos perdones,
que nos seas indulgente,
que te dignes conducirnos a verdadera penitencia,
que te dignes regir y gobernar tu santa Iglesia,
que te dignes conservar en tu santa religión al Sumo Pontífice y a todos los órdenes de la jerarquía eclesiástica,
que te dignes abatir a los enemigos de la santa Iglesia,
que te dignes conceder a los reyes y príncipes cristianos la paz y la verdadera concordia,
que te dignes conceder la paz y la unión a todo el pueblo cristiano,
que te dignes devolver a la unidad de la Iglesia a los que viven en el error y traer a la luz del Evangelio a todos los infieles,
que te dignes fortalecernos y conservarnos en tu santo servicio,
que levantes nuestro espíritu al deseo de las cosas celestiales,
que concedas a todos nuestros bienhechores la recompensa de los bienes eternos,
que libres nuestras almas, las de nuestros hermanos, parientes y bienhechores, de la condenación eterna,
que te dignes darnos y conservar las cosechas de la tierra,
que te dignes conceder el descanso eterno a todos los fieles difuntos,
que te dignes escucharnos, Hijo de Dios.

Santifica, Señor, al Papa y a los obispos para que vivan como verdaderos pastores que den su vida por Tus ovejas.

El mismo Señor, a una orden, a la voz del arcángel, al sonido de la trompeta de Dios, descenderá del cielo. (I Tesalonicenses, 4, 16)
Este mismo Jesús que estuvo entre vosotros y que ha sido llevado al cielo, vendrá otra vez de la misma manera que lo habéis visto irse allá. (Hechos 1, 11).


Hoy es 13 de mayo. Es la fiesta de la Virgen de Fátima. En sus apariciones, la Virgen nos pide ayuno y oración por la conversión de los pecadores. Hagamos ayuno por la conversión de los pecadores. Recemos para reparar las ofensas que recibe cada día el Sagrado Corazón de Jesús.

“Rezad el Santo Rosario todos los días para alcanzar la paz del mundo y el fin de la guerra”.
“Sacrifícaos por los pecadores y en desagravio por los pecados cometidos contra el inmaculado corazón de María”.


Dios está ofendido. El Inmaculado Corazón de María está ultrajado por los pecados de la Humanidad y pide reparación. Ofrezcamos nuestras vidas por la conversión de los pecadores y en desagravio y reparación por los pecados cometidos contra el Sagrado Corazón de Jesús y contra el Inmaculado Corazón de María.

Yo, Señor, te ofrezco mi vida por la conversión de los pecadores. Tuya es. Hágase tu voluntad así en la tierra como en el cielo.

Categorías : Sin categorías