Cruzat
13416

La Policía de Uganda se disculpa por disparar gas lacrimógeno a feligreses en misa

La Policía de Uganda se disculpa por disparar gas lacrimógeno a feligreses

La Policía de Uganda se ha disculpado con la Iglesia Católica y la gente de Buganda por disparar gas lacrimógeno durante una misa para hacer cumplir el distanciamiento social.

La misa era presidida por el Obispo Emérito John Baptist Kaggwa de Masaka, quien estaba llevando a cabo un servicio de acción de gracias por el saliente líder del clan Mbogo, Gajuule Kayiira Kasibante, en el sitio ancestral de la comunidad en Mugulu.

Mientras que más miembros del clan se aproximaban en una flota de taxis y empezaban a llegar a raudales a la ya atestada reunión, los oficiales del ejército y la policía del distrito de Mityana comenzaron a disparar gas lacrimógeno para dispersar a la multitud y prevenir que más gente entrase al lugar de reunión.

Algunos de los feligreses ancianos que asistieron, supuestamente se desmayaron después de inhalar el gas lacrimógeno, el cual tambien fue inhalado por el obispo, quien presidía, y por un número de líderes del clan Mbogo.

Al hablar con el Centro de Medios de Uganda, el portavoz de la policía Fred Enanga se disculpó con el obispo Kaggwa y otros asistentes por la disrupción no intencionada, pero insistió que la imposición del distanciamiento social era la prioridad principal de la policía.

<<No fue intencional y hemos venido a disculparnos con todos aquellos que fueron directamente impactados por el gas lacrimógeno; estos son la Iglesia Católica, el obispo retirado Kaggwa y los miembros del clan Mbogo. Hacemos un llamamiento, porque todas las formas de religiosos, todas las funciones culturales también deberían saber que reuniones tan grandes en realidad estaban prohibidas porque la salud y la seguridad es la prioridad uno durante este período,>> dijo Enanga.

El portavoz de la policía dijo que a los líderes de Buganda y a sus simpatizantes también se les debería culpar por venir en tan grandes números y fallar en responder a las solicitudes de disperción de la policía.

<<En algún momento nuestros agentes se encontraron a sí mismos siendo confrontados por los seguidores de estos políticos que querían ganar acceso al lugar de reunión. Todos los otros esfuerzos para dispersarlos fallaron y la única opción que quedaba era hacer uso del gas lacrimógeno,>> dijo Enanga.

Charles Peter Mayiga, jefe del gobierno local de Buganda, condenó las acciones de la policía como desproporcionadas e insistió en que el servicio de acción de gracias había respetado los lineamientos nacionales del coronavirus.

Fuente: Catholic Herald
Bottega
Cruzat
Cruzat
10 more comments from Cruzat
Cruzat
Cruzat
Cruzat
Cruzat
Cruzat
Cruzat
Cruzat
Cruzat
Cruzat
Cruzat