Clicks301
rome

El Papa autorizó juzgar por "abuso de poder" a obispos que encubrieron a curas pedófilos

Miércoles 10 de junio de 2015 | 10:16

El Papa autorizó juzgar por "abuso de poder" a obispos que encubrieron a curas pedófilos
El Mundo

El vocero vaticano anunció hoy la decisión de Francisco, que incluye la creación de un tribunal para esos casos, a cargo de la Congregación para la Doctrina de la Fe

El Papa autorizó juzgar por "abuso de poder" a obispos que encubrieron a curas pedófilos. Foto: Archivo

CIUDAD DEL VATICANO.- El papa Francisco autorizó juzgar por "abuso de poder" a los obispos que encubrieron a curas denunciados por abusos sexuales a menores o personas frágiles, indicó hoy el Vaticano.
Las propuestas fueron autorizadas por el pontífice después de ser presentadas por el presidente de la Comisión para la Tutela de los Menores, el cardenal Sean O'Malley, y examinadas y aprobadas en estos días por el "C9", el grupo de cardenales que está ayudando al papa en la reforma de la Curia.
El pontífice, según explicó el portavoz vaticano, Federico Lombardi, aprobó cinco propuestas en este sentido que marcan un procedimiento jurídico que hasta ahora no existía.
La primera es que en este tipo de delito será competencia de tres congregaciones, la de los Obispos, la de la Evangelización de los Pueblos y la de las Iglesias Orientales, que podrán recibir y examinar las denuncias que cualquiera presente contra los obispos por abuso de poder.
Será la Congregación para la Doctrina de la Fe la que se ocupará directamente de este delito en los obispos y se creará una nueva sección judicial en su interior dotada de personal fijo que trabajará ante el Tribunal Apostólico para estos casos.
El papa nombrará además un secretario para ayudar al prefecto (fiscal) respecto a estas nuevo procedimiento y quien será, de hecho, el responsable de esta nueva sección judicial, según explicó Lombardi.
"Esta sección y el personal se ocuparán también para los procesos penales por abuso de menores y de adultos vulnerables por parte del clero", añadió el vocero.
Este nuevo procedimiento será aprobado para los cinco próximos años, tras los que se valorará su eficacia.
La medida representa el mayor paso que ha tomado al Vaticano para llamar a cuentas a los obispos. Ninguno ha sido removido de su cargo por proteger a sacerdotes culpables de abuso, aunque en abril Francisco aceptó la renuncia de un obispo estadounidense quien fue condenado por no informar acerca de un presunto abusador de menores.