Clicks20
jamacor

Lo de la cruz de Aguilar de la Frontera. Saben que no haremos nada

Lo de la cruz de Aguilar de la Frontera. Saben que no haremos nada

Jorge, el 20.01.21 a las 3:58 PM

Nada de nada. La campaña anticatólica sigue y sigue. Lo triste es que saben que los católicos tragamos con todo sin problemas. ¿Cuántas cruces derribadas? ¿Cuántos derechos conculcados? ¿Es normal que no puedan reunirse más de veinticinco personas en los templos de Castilla León?

Saben que los católicos protestamos pero poquito. Hemos confundido la caridad con la bajada de pantalones. Cuatro en directo, que poco más, un día o dos en las redes sociales, una querella si acaso que rápidamente será sobreseída por sus amigos jueces. Lo de Aguilar ayer se consumó sin más oposición que unas religiosas pidiendo muy educadamente y por caridad que les entreguen la cruz, unos jóvenes que colocaron una improvisada cruz de madera y velas y flores ante ella que durarán nada y menos. Hoy sí, arderán las redes, pero ya sabemos lo que son las redes, de respuesta tan rápida como efímera.

Muchos fieles preguntan dónde están los obispos. Tienen razón. También podemos preguntarnos dónde están los fieles.
O reconocer de una vez que acaso es que no hay fieles, o que los fieles que nos quedan no están por la labor de complicarse por nada aunque sea la cruz de Nuestro Señor. Tal vez han escuchado demasiadas veces que no es bueno crispar y que hay que respetar y han asumido erróneamente que todos tienen derechos menos los católicos. Puede ser.

La imagen de la cruz en el vertedero realmente estremece. No se han molestado ni en ocultarla o tratar con respeto sus restos. Es igual. No pasa nada. Cuatro curas cabreados y unos cuantos beatos molestos un par de días.

Toca esperar a la próxima. Vendrá. Total, ya saben que los católicos somos gente que no da problemas. Otra cosa sería el último ladrillo de la última mezquita, la más mínima bandera del orgullo gay o un perdido lazo de cualquier color, sea el morado feminista o el amarillo pro independencia. Supondría una revuelta social y jugarse miles y miles de votos. Una cruz se puede derribar sin problemas. No pasa nada. Nunca pasa nada.

Señor, ten misericordia de nosotros. Y a esperar la próxima.

Categorías : Sin categorías