Jefe del Sínodo de Francisco: “Hay muchos sacerdotes homosexuales”

La Iglesia “debe cambiar” [= imitar a los desventurados protestantes], dijo el 3 de agosto en el sitio web La-Croix.com el cardenal luxemburgués Jean-Claude Hollerich, de 63 años, relator general del Sínodo de Francisco.

Repite los prejuicios de los enemigos de la Iglesia, afirmando, por ejemplo, que las mujeres están “en el centro de la Iglesia” pero “han sido demasiado ignoradas”. La verdad: Cristo está en el centro de la Iglesia y el problema de la Iglesia es que es ignorada por los hombres.

Hollerich cree que la formación del clero “debe cambiar”. “No debe centrarse sólo en la liturgia, aunque entiendo que los seminaristas le den mucha importancia”. La verdad: desde el Vaticano II -hace 60 años- la formación litúrgica de los seminaristas se ha reducido a cero.

Sin que nadie se lo pida, Hollerich pasa a su tema favorito, que es el sexo: “Tenemos que cambiar la forma de ver la sexualidad. Hasta ahora, hemos tenido una visión bastante reprimida de la sexualidad”. La verdad: si la gente hubiera seguido esta “visión reprimida” no habría sida, viruela del mono, divorcios, decadencia sexual, abortos y falta de descendencia.

Según Hollerich, “no se trata de decirle a la gente que puede hacer cualquier cosa ni de abolir la moral, SINO que creo que tenemos que decir que la sexualidad es un don de Dios”. La verdad: la sexualidad se convierte en un regalo del diablo con una moral como la de Hollerich.

Hollerich quiere que los sacerdotes homosexuales (“hay muchos”) puedan hablar de ello con su obispo “sin que éste los condene”. La verdad: los obispos condenan a los sacerdotes de Rito Romano, no los actos homosexuales.

Obviamente, Hollerich también cuestiona el celibato, mientras que San Pedro le dice a Cristo: “Lo hemos dejado todo y te hemos seguido (Lc 18, 28)”.

Para Hollerich, es obvio “que todo sacerdote se enamora de vez en cuando” y la cuestión es “cómo actuar en este caso”. Pero si esto es cierto para los sacerdotes célibes, también lo es para cualquier hombre casado.

Imagen: Jean-Claude Hollerich © Mazur, CC BY-NC-ND, #newsIvuijfmhph

adeste fideles
El partido comunista infiltró los seminarios a mediados del siglo pasado COMUNISTAS INFILTRADOS EN SEMINARIOS CATOLICOS
Ana scoru
Pues esto esta mal porque que le paso a Sodoma y Gomorra? La sodomia viene de ahi y eso es un pecado por que Dios mismo destruyo esa Ciudad. Puede haber gente que no quiere oirlo pero la sodomia es un pecado y mas vale que lo sepan, se arrepientan, y no lo practiquen a que crean que esta bien y vivir en pecado y pagar con la eternidad.