Clicks19

Modernismo, la Herejia Chevere

Bottega
El modernismo es una crisis del pensamiento católico que se manifestó a finales del siglo XIX y comienzos del XX, que pretendía conciliar la fe con algunos principios de la «filosofía moderna» y con …More
El modernismo es una crisis del pensamiento católico que se manifestó a finales del siglo XIX y comienzos del XX, que pretendía conciliar la fe con algunos principios de la «filosofía moderna» y con ciertas teorías de la crítica histórica, agnosticismo, sentimentalismo, heredado del protestantismo liberal, inmanentismo y la exaltación humanista. el error del modernismo es un cambio radical de la noción de «verdad», por el «principio de inmanencia» que funciona como fundamento del pensamiento moderno. Abandona la verdad a la contingencia de la cultura humana y de la experiencia subjetiva. Todo es relativo. De allí viene la moral de situación, que fue condenada por Pio XII por ser relativista y anticristiana. Pío X publicó la Encíclica “Pascendi”, condenando la doctrina modernista. precedida del decreto Lamentabili que condena 65 proposiciones heréticas, que al lado del Tomus ad Flavianum de León el Grande y del decreto tridentino sobre la justificación. Son consideradas las grandes obras para entender la Fe. Pio IX ya había advertido en “Quanta cura” y el “Syllabus” que son fundamentales, para entender como la suma de todas las herejías se han confabulado contra la iglesia como lo explicaba en “Mirari vos” y “Singulari vos” el Papa, Gregorio XVI, es decir que 3 papas seguidos, Gregorio XVI lo advierte, Pío IX lo combate y Pío X lo ataja, pero de allí para acá, parece no haber tenido más talanqueras… Su origen fue el filosofismo del siglo 18, la herejía del Anticristo, la última herejía, la más radical y perfecta de todas. Proclama como en el árbol del eden una palabra, “libertad, libertad, libertad”; “Paraíso en Tierra; Dios es el Hombre; el hombre es Dios” La peor idolatría. Pues en el fondo del modernismo está latente la idolatría más execrable, la apostasía perfecta, la adoración del hombre en lugar de Dios; y eso bajo formas cristianas y aun manteniendo el armazón exterior de la Iglesia. Asi, el evolucionismo es modernismo, el derecho positivo es modernista en contra del derecho natural, que Dios nos dictó en los mandamientos, la revolución es modernista, porque aparta al hombre de Dios, la ciencia del bien y del mal, es decir el modernismo abarca todos los aspectos de la vida del hombre de hoy y este ni siquiera se da cuenta, de que vive inmerso en la herejía. La buena intención, aunque es importante, no basta para garantizar el carácter moral de un acto; El hombre no puede nunca causar un mal para conseguir que de su acción pudiese resultar algún bien Hay situaciones en las que un cristiano está llamado a sacrificarlo todo, incluso su propia vida, con tal de no quebrantar una ley moral (ejemplo de los mártires).