Clicks17

El asombro que pone "en movimiento" la vida

P.Elia
El asombro que pone "en movimiento" la vida Evangelio del Domingo 23 de Agosto XXI del Tiempo Ordinario La respuesta entusiasta de Pedro a la pregunta de Jesús a los discípulos: ¿Quién decís que soy …More
El asombro que pone "en movimiento" la vida Evangelio del Domingo 23 de Agosto XXI del Tiempo Ordinario La respuesta entusiasta de Pedro a la pregunta de Jesús a los discípulos: ¿Quién decís que soy Yo? Tú eres El Cristo, el Hijo del Dios viviente no es una respuesta dictada por conveniencia ni una respuesta arriesgada sino tiene una génesis, una historia! En primer lugar, el asombro increíble que provoca el encuentro con el Profeta que viene de Nazaret "poderoso en hechos y en palabras" capaz de hacer ver a los ciegos, andar a los cojos, oír a los sordos, hablar a los mudos y resucitar a los muertos liberò Pedro de una vida gris, mediocre habitual "arrojándolo" por así decir, dentro de una extraordinaria aventura ... De hecho, la explosión de alegría que experimentó al ver y escuchar lo que a muchos Profetas y Reyes les hubiera gustado ver y oír pero que no vieron y no escucharon llevó a Pedro a dejarlo todo para seguir al Maestro. Los años vividos como discípulo de Jesús, la contemplación de su gloria y su santidad sobre el monte Tabor, la conciencia de su relación única con el Dios de Abraham, Isaac y Jacob, a quien simplemente Èl llamaba: "Papà", cavó en el corazón del Pescador de Galilea un abismo de humildad que lo llevó a arrodillarse ante el Maestro y decirle: Señor, apártate de mí que soy un pecador. La pureza del amor de Dios experimentado al verse amado por Jesús, a pesar de su nada, lo preparó para recibir la Luz del Padre, el Espíritu Santo, Quien le reveló la verdadera identidad del Nazareno. Jesús era infinitamente más grande que todos los profetas: era aún más grande que el Mesías, Hijo de David, prometido por Dios a su Pueblo; ¡Jesús era el Hijo del Dios viviente!