jamacor
14

La Iglesia Verdadera, PERSEGUIDA.

La Iglesia Verdadera, PERSEGUIDA.

José Luis Aberasturi, el 26.01.22 a las 2:22 PM

Es su signo más real y verificable de verdadera autenticidad: ¡SER PERSEGUIDA!

Lo ha sido siempre, empezando en Cristo, su Cabeza. De hecho, así se lo anunció a los suyos, a los miembros de su Iglesia naciente, entonces; pero vale igualmente para la Iglesia de hoy, como lo ha valido para la de siempre: Si a Mí me han perseguido, también a vosotros os perseguirán. Y, por supuesto, nos explica por qué: El siervo no es mayor que su Señor.

Es lo que ha tenido, y tiene, ser y estar en la Iglesia Verdadera: estar dispuestos a ser mártires. Y el que no lo esté, pues se convertirá en un “católico a lo biden": ejemplos es lo que, desgraciadamente nos sobran a día de hoy… y siempre: no nos engañemos.

Viene esto a propósito del vocerío que le han montado al sr. Obispo de Tenerife al pretender sostener, y sin enmendar, la proclamación de la Palabra de Dios respecto a la sexualidad de “nuevo cuño", que es más viejo que el capitán Trueno.

Vocerío que le ha llevado, al parecer, a atemperar su palabras, a definirse como respetuoso testigo del personal LGTBI, a pedir perdón -él sabrá de qué y por qué: yo no, desde luego…-, y -¡cómo no!- se declara perfecto seguidor del papa Francisco: por si tenía que hacer alguna referencia al respecto que sirviera para apaciguar los ánimos.

Unos ánimos sobradamente impostados, falsos de principio a fin, que gritan una y otra vez sus desaforadas ínfulas, como nos tienen acostumbrados. Y si consiguen que alguno se achante, en especial si es obispo, pues mejor: que es en lo que están, y lo que pretenden. Para eso mandan. O eso dicen.

Para saber de qué hablamos, y para aclararnos: ‘¡Rezar en la calle es ACOSAR. Entrar desnuda, enseñando las domingas y dando gritos en una capilla, es LIBERTAD de EXPRESIÓN!’. Más claro, agua. Por si no lo habían pillado.

Estos ejemplos están ya proliferando en el primer mundo, antes católico casi al completo; ahora es el “Sáhara” más vergonzoso y vergonzante que asomar puede. Pero, también dicen que el Sáhara fue un bosque, ¡y mira en lo que ha parado! Pues eso.

Ahora a la Iglesia, y desde el masonismo del NOM, solo se le deja que hable de “los desafíos del mundo moderno”, cuyos “¿pecados?” -los “nuevos pecados en la nueva iglesita"-, son la proliferación de armas, no luchar por revertir el cambio climático, favorecer la magna y maligna deforestación…, y no comprometerse contra la próxima, segura y grandísima “extinción", que apunta ya en el horizonte.

Esta va a ser la historia, sí o sí, del Sínodo que se avecina… Y ¡pobre del que se desmarque de aquí! No va a tener sitio en la “nueva iglesita". Ni fuera de ella, tampoco: no va a quedar ningún cobijo en el que refugiarse…, excepto los Corazones de María y de Jesús. Eso sí: no solo no va a haberlos mejores, es que van a ser los únicos con garantías ciertas de Salvación.

Ya, pero: ¿y Dios? ¿Y Cristo? ¿Y el pecado? ¿Y la Condenación? ¿Y la Conversión? ¿Y la Fe? ¿Y el Credo? ¿Y la Santa Misa? ¿Y los Sacramentos? ¿Y la Palabra de Dios? ¿Y el bautizar a todas las gentes…?

Nada de esto -y un largo etc., que pudiésemos añadir-, tiene sitio ya en la “nueva iglesita” de algunos; ni va a tener voz en el nuevo Sínodo: esto son rigideces que ya no tienen vigencia alguna. La página se ha pasado: definitivamente, para según qué mentalidades; incluidos a los “católicos a lo biden", estén en el nivel que estén. Que están.

Ahora he entendido cómo y por qué Marga, en sus “Dictados”, pide -con gran expectación y especial ilusión de su Corazón-, que seamos auténticas Almas-Víctimas, a su Imagen y Semejanza: dispuestas a ser mártires, a ofrecernos en Oblación por la Salvacion de todas las almas… como Él.

Lo necesita Él -lo quiere necesitar así-; lo necesita la Iglesia Verdadera, que está sufriendo una auténtica Pasión y Muerte; y lo necesitan las almas todas, en un intento -ya el último y final por Su parte-, por salvar, con nuestro personal concurso -así hace siempre Él las cosas: con nosotros-, a los últimos que puedan ser salvados, porque quieren ser salvados.

Ya no hay más margen. Ya no sirve el escaquearse, mirar para otro lado, esperar que escampe, que “ya lo arreglará todo el Espíritu Santo"…, mientras nosotros nos seguimos entreteniendo con las Series, nos olvidamos hasta de rezar, no tenemos ni tiempo para Adorar al Santísimo, seguimos dejando “solo” al Solitario -tanto en la Cruz como en el Sagrario-, se nos ha olvidado hasta el Rosario…, y seguimos poniendo distancia con los Sacramentos de la Salvación: porque ¡"nosotros somos los buenos"!

Una pena lo del sr. Obispo. No ha salido a la luz pública ni una sola palabra de apoyo por parte de sus hermanos… que seguro han estado ahí, apoyándole, rezando y no dejándole más solo que la una. Cierto que nada de esto ha trascendido…

Como las cosas están tan perdidicas ya en la Iglesia, han desgastado tanto la palabra “comunión", que la han convertido en dejar solo a quien más les necesita, dada la pedregada que le está cayendo.

Total, que no le ha quedado otra que acoquinarse…, y se ha rendido. ¡Pobrecillo!

De este modo, y bien calladitos, han acuñado un pecado “nuevo” en la “nueva iglesita": ahora es ¿pecado? recitar los Mandamientos de la Ley de Dios, en especial cuando se refiere al sexto mandamiento; y, en esa línea, es cuasi ¿sacrilegio? si se hace mención de los llamados actos homosexs… que componen las “nuevas virtudes” de la “nueva iglesita".

Pero el Señor es “terco": es que no pasa ni una. Copio de los “Dictados…":

“¡Se han corrompido los líderes! Se han corrompido los líderes y mi rebaño camina disperso, como ovejas sin pastor. Se han corrompido los líderes, y las pequeñas ovejas son conducidas a pastos nauseabundos, a pastos venenosos. Las ovejas comen, a manos de sus cautivadores, y mueren. Las ovejas se convierten en focos de infección para otros, focos contagiosos de tan gran de mal, para llevarles a todos a la ruina.

Las ovejas son buenas…, las ovejas, son tiernas… ¡Los pastores son malos! Son como aquellos del Evangelio, que Yo les dije: alejaos de Mí, al Fuego eterno. Son pastores que más les valdría no haber nacido. Para esto… Nacer y ser elegido, para esto. ¡Condenación eterna! ¡Anatema!

¡Pastores que solo buscan “su momento de gloria"! (…)

Mírame, hija mía, hoy día, mírame y veme en la Custodia cómo lloro y me desgarro por esto Han triturado mi Corazón, mi Corazón se consume en el horror de ver tanta condenación de almas por sus propios pastores, ver cómo son conducidas al abismo. (…)

Los pastores, cuidados por Mí con esmero, llamados, apacentados antes de que salieran a dar fruto, vino el Maligno y los corrompió. Los corrompió con los placeres carnales, con el abandono de las Fuentes y los corrompió con las falsas doctrinas y con las promesas de fama, y ellos no se pudieron resistir. Ahora trabajan para él, trabajan para el Demonio y son falsos y venenosos los consejos que dan, conducen a mis ovejas a las cañadas oscuras de la perdición, las llevan a ellas y las pierden en ellas.

¿Crees tú que (a ellos) les importan las ovejas? ¿Crees tú que les importa? Les importa su fama, y subir. Lo que les ocurra a ellas les trae sin cuidado”
. (T. III, pp. 178-179 / 19-7-2014).

Qui potest capere, capiat!

Sí, la Iglesia Verdadera perseguida, también y muy encarnizadamente por alguno de “sus” propios pastores… ¡que ya tiene mérito!

Bien podrían aprender de los masones, que NUNCA persiguen a los masones. Lógico.

Categorías : Sin categorías