Clicks40

David Icke y la influencia de los REPTILIANOS-(ANGELES CAIDOS)

Yugo
2
David Icke y la influencia de los REPTILIANOS-(ANGELES CAIDOS)More
David Icke y la influencia de los REPTILIANOS-(ANGELES CAIDOS)
Yugo
MENSAJE DE LA, MADRE A ROSARIO ARENILLAS.
Cruz Blanca 7 de Enero 1989.


Rosario:– ¡Madre!... Si mi boca pudiera pronunciar lo que mis ojos ven.
Eres algo tan divino Madre mía que estaría toda una eternidad... contemplándoTe... pero... ¡qué lentamente vienes, Madre mía!
Madre:– Mi Lentitud habla por sí sola, porque cada día los momentos son más difíciles.
Cada día, el hombre queda más prision…More
MENSAJE DE LA, MADRE A ROSARIO ARENILLAS.
Cruz Blanca 7 de Enero 1989.


Rosario:– ¡Madre!... Si mi boca pudiera pronunciar lo que mis ojos ven.
Eres algo tan divino Madre mía que estaría toda una eternidad... contemplándoTe... pero... ¡qué lentamente vienes, Madre mía!
Madre:– Mi Lentitud habla por sí sola, porque cada día los momentos son más difíciles.
Cada día, el hombre queda más prisionero de la obscuridad, y en cada momento, el hombre tiene menos fuerza de voluntad para dar un paso hacia adelante.
Todos cuantos movimientos hace el hombre, es para quedar más enredado en la red del enemigo.
Cuanto, cuanto Le duele a Mi Corazón el suplicarles siempre a los hombres con las mismas palabras.
Daros prisa, no deteneros, que no son momentos para perder el tiempo.
Son momentos en que tenéis que estar muy alerta, porque llegará el momento en que quieran ustedes darse prisa y ya no podrán.
¡AHORA ESTAIS A TIEMPO!

Me siento complacida de haber venido con el tiempo suficiente para decirles a los hombres: Basta ya, basta ya de tantas pesadillas, basta ya de ese sueño tan profundo.
Ya han llegado los momentos en que tenéis que despertar.
Son éstos... momentos que tiene que ser bien aprovechados, que el hombre camine rectamente para ser perfecto.
¿No os dais cuenta hijitos Míos de que cada día es más inmensa la obscuridad que os amenaza... que cada día es más profundo el dolor que ponéis en Mi Corazón Inmaculado?
Os amo tanto que no sé de qué manera expresarMe, para que puedan ustedes comprenderMe.
Cada día Me comprenden ustedes menos...comprenden ustedes las cosas según vuestros deseos.
EL HOMBRE EQUIVOCADAMENTE, QUIERE LLEVAR EL TIMON... PERO AUN NO ESTA PREPARADO PARA LLEVAR EL TIMON DE LA BARCA.
Solamente es MI HIJO acompañado de SUS MINISTROS... pero SUS MINISTROS, LENTAMENTE, SE ESTAN INTRODUCIENDO EN LA RED DEL ENEMIGO, DONDE NO ENCONTRARAN UNA SALIDA, pero ustedes que tantas veces he dicho y seguiré repitiendo las mismas palabras, habéis sido escogidos PARA DAR TESTIMONIO UN DIA... no dudar en ningún momento de estas PALABRAS... a aquellos que han tenido la Luz y NO HAN SABIDO MANTENERSE EN ELLA.

Han caminado con mucha prisa para introducirse en la OBSCURIDAD.
Suplico a este PUÑADO DE HOMBRES QUE CON TANTO AMOR HA. ESCOGIDO MI HIJO, que tengan fuerza de voluntad para detenerse, porque seréis la Luz y la Fuerza, para que un día, aquellos hombres que estuvieron cerca de MÍ y DUDARON DE MIS PALABRAS, tengan un momento de arrepentimiento.
Hijitos Míos, cuántas veces les suplico con las mismas palabras... cuántas.
A veces, ustedes a Mis Palabras, las revuelven y las revuelven en vuestras mentes humanas y aún no veis la Luz en ningún momento.
Solamente veis la obscuridad.
Hijitos Míos, ¿cuándo llegará el día en que Yo pueda deciros: HIJOS DE LA LUZ, y no, hijos de las tinieblas, como en estos momentos puedo pronunciarlo?
Hijos de las tinieblas ¿porqué no despertáis y camináis por los Caminos de Mi Hijo?
¿Porqué no abrís los ojos para ver la Luz Divina de Jesús?
Tantas veces les he dicho que Mi HIJO ES EL CAMINO Y LA LUZ, QUE MI HIJO ES QUIEN HA DE LLEVARLES ANTE EL PADRE.

Pero en todo momento, las dudas están encerradas en la mente de los hombres.
Mientras ellos (los hombres) hacen prisionera a la duda, Yo hago crecer el Amor en Mi Corazón Inmaculado para que no caminéis por falsos caminos.
Rosario:– ¡Madre mía! ¿para qué Te veo, si con verTe no curo mi alma? ¿para qué Te veo si a pesar de verTe, no sé pronunciar Tus Palabras?... solamente puedo pronunciar Tu Nombre, pero aún no sé pronunciar lo que Tu me das.
Tú me hablas de tinieblas, y yo no sé lo que es la obscuridad... solamente conozco la obscuridad de la noche... no entiendo de claridad ni obscuridad, solamente de la obscuridad del sueño.
Madre:– Hablo de distinta obscuridad, de una obscuridad que el hombre no puede entender, de una obscuridad de la que el hombre se cree alejado y sin embargo es la que más se le aproxima, de una obscuridad donde el hombre tendrá que detenerse, de una obscuridad de la que el hombre aprenderá a amar y a borrar el odio de su corazón.
¿Porqué el hombre no sabe reaccionar y acatar Mis Palabras?
¿Es que no Me expreso con claridad o es que el hombre no está acostumbrado a ser amado y sí, sólo a ser odiado?
He venido a la tierra no como Señora, he venido como MADRE.
Madre de Jesús y Madre de todos los hombres.
He venido a decirles a los hombres QUE NO SE SIENTAN ABANDONADOS EN NINGUN MOMENTO... que levanten su corazón para que puedan sentir el timbre de Mi Voz, para que puedan comprender que hay ALGO que las espera... ESA MADRE QUE EL HOMBRE TODAVIA NO HA ENCONTRADO.
La manera de llamarLa es, LA MADRE OLVIDADA DE TODOS LOS HOMBRES.
Soy la Madre que apenas recibo... pero Me siento satisfecha.
No devolveré en ningún momento las ofensas que me dirigen los hombres.
¿Cómo no voy a entregar lo que Me ha entregado el Padre?

Solamente entregaré el AMOR más esmerado que el Padre Me ha entregado para entregarlo a los hombres.
No puedo miraros con ojos de odio, porque no conozco el odio.
Os quiero con ojos de sentimiento y amor y Me introduzco en el dolor de los hombres.
¿Qué importa hijitos Míos, que ninguno de vosotros podáis verMe con los ojos de la cara?
Solamente con sentir Mis Palabras, basta, lo mismo que Yo siento vuestra respiración... esa respiración Me lleva a ponerMe en los Brazos del Padre para rogarLe que el mundo despierte, que Mi Jesús vuelva entre los hombres y que sea recibido, no como REY, sino como HERMANO, como aquel humilde CORDERO que vivió entre los hombres para enseñarles los Caminos de vuestra salvación.
Vais tan deprisa que habéis olvidado vuestros deberes... vais dividiendo los Caminos de Mi Hijo, y eso hará que Mi Hijo no se sienta satisfecho de los hombres.

MI HIJO ES AMOR Y PAZ... y entre vosotros no hay AMOR NI PAZ.
Cuánto Me duele el tener que deciros estas palabras, pero Me obligan los hombres a hablar con claridad.
No puedo venir a la tierra para MENTIR... odio cuanto Me enfrenta a la mentira... YO SOY LA VERDAD... LA VERDAD QUE OS CONDUCIRA A MI HIJO.
AQUEL QUE VENGA A MI HIJO NO SE PERDERA.
No arrepentiros nunca, nunca de haber venido a Mí... no reprochároslo nunca, porque aquel que haya venido a Mí, verá la Luz de Mi Hijo.

Ninguno de vosotros habéis perdido el tiempo... lo estáis multiplicando.
El hombre no ha aprendido a multiplicar, solamente a dividir... pero Yo lo doy por bueno... lo entrego al Padre y el Padre lo multiplica.
Muchos de vosotros odiáis y os alejáis de Mi Hijo. ¿No os dais cuenta de que el ODIO es OBRA DEL ENEMIGO y no, OBRA DE MI DIVINO HIJO?
¿No os dais cuenta de que Mi Hijo viene a darlo todo por nada?
¿No os dais cuenta de que un día, Mi Hijo Se hará presente y tendréis que entregarLe aquello que con tanto AMOR os ha dado Mi Hijo... aquello que no ha tenido ningún mérito para vosotros y que lo habéis aceptado como cosa perdida?... pero no queda perdida, porque un ella, tendrá que ser entregada al Padre.
Cuántas veces he dicho: "Hoy voy a dar una bendición muy especial", y os habéis quedado como si no hubierais escuchado nada.

¿Es que no os dais cuenta de que no soy Yo, que es el REY de la eternidad aquel que os está hablando (La Madre nos dice que Sus Mensajes, no son suyos, son del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo.)
Aquel Hombre que vivió entre vosotros, los hombres, a Quien el hombre golpeó, escupió y despreció.
Aquel Hombre cuyas Palabras nunca murieron, que quedan viviendo entre los hombres.
Aquellas Palabras a las que el hombre no puede darles muerte, porque no tiene poder para éllo.
Solamente puede profanarlas con su odio, pero no, darles muerte, porque LA PALABRA SIEMPRE VIVIRA.
Morirá el hombre pero LA PALABRA no puede morir.
El que haya dado vida a La Palabra, tampoco morirá.
Aquel será presentado al Padre.
Hijitos Míos... lo pasado ya ha pasado, pero ESTAD PREPARADOS PARA LO VENIDERO... QUE SE APROXIMA TAN DEPRISA.
Estad unidos todos, hijitos Míos, porque el látigo se está soltando con mucho poderío.
¿Por quién seréis golpeados?
Por aquellos que quieren tener más poder que Mi Hijo, por aquellos que creen saberlo todo y en ningún momento sabrán nada.
Solamente sabrán llevar a los hombres a momentos de desesperación.
PERMANECED TODOS UNIDOS, TODOS UNIDOS, porque muchos hombres de la tierra intentarán remover la CASA DEL PADRE, que es el Padre de todos los hombres.
CON LA AYUDA DE TODOS VOSOTROS... CON VUESTRAS ORACIONES... NO PODRAN CONSEGUIRLO.
Llegarán momentos en que querrán borrar de vuestras mentes el Nombre de Mi Hijo, de la misma manera que intentan apartar Mi Nom
bre de la mente del hombre.
JESUS ES TODO EN LA TIERRA.
JESUS es hermano del hombre.
Es el más pequeño y el mayor.
Es el único que con la Fuerza del Padre, puede detener toda la ira de los hombres.
Pero DEBEIS ALIMENTAROS DE ÉL... porque tantas veces he dicho a los hombres, que vendrá un día en que QUERREIS ALIMENTAROS DE ÉL Y NO PODREIS, PORQUE SU CUERPO QUERRAN DESTROZARLO LOS HOMBRES.
Intentarán por todos los medios que MI DIVINO HIJO no esté ocupando el lugar que Le pertenece.

Será por poco tiempo, pero en esos momentos tan difíciles pasareis tanta sed de Él.
Aún estáis a tiempo.
No olvidar estas palabras, palabras que quiero que queden selladas en vuestras, mentes.
– (Privado a un niño): – Hijito Mío, ni tú mismo puedes comprender lo que tú significas para Mí en estos momentos, pero espero que algún día te des cuenta de que no has perdido el tiempo.
Un día tú podrás sentir la excelencia de Mi Corazón Inmaculado.
Rosario: – Madre si me ayudas, no seré yo quien hable de Ti, sino que serás Tú misma quien hable por medio de mí, Madre.
Madre: – (Dirigiéndose a todos los presentes): Bienvenidos seáis todos, bienvenidos. En estos momentos, el hombre no encuentra el camino para salir de donde se encuentra prisionero.
MI HIJO TIENE LA SALIDA, pero antes tenéis que encontraros todos unidos unos con otros.
¿Cómo podéis llegar a Mi Hijo cuando cada uno de vosotros sigue por un camino diferente? SOLAMENTE HAY UN CAMINO, PERO ES EL CAMINO DE LA UNION Y DEL AMOR.
Si no encontráis ese CAMINO, nunca llegareis a Mí... por eso hijos Míos, intentadlo.

– (Privado a M.L.): – Toma hijo mío, quiero que estas flores sean profesoras tuyas, quiero que estas flores sean como algo que ha salido de Mi Corazón Inmaculado, para que te sirvan de templanza, para que en ningún momento, tú, encuentres la violencia.
Ten el amor en tu corazón, porque tú, hijito Mío, eres una pequeña luz en el camino de tantos hermanos tuyos que viven en la obscuridad de las tinieblas... aunque tú también vives en las tinieblas, pero tienes una pequeña luz, para que un día, puedan tus hermanos tener una salida.
Hoy te ruego ¡tantas veces!, que nunca, cuando seas golpeado, devuelvas los mismos golpes.
Cambia de táctica, hijo Mío. Cambia los golpes del hombre por amor, por mucho que te duelan.
No sueltes la mano de la mancera, hijo Mío... si estás seguro de Mí, no vuelvas la cara hacia atrás... sígueMe, que tú verás la luz de los caminos en los que tantos hermanos tuyos están perdidos.
Ten cuidado hijo Mío, ten cuidado, acéptalos (los golpes), serás golpeado, pero también serás envidiado porque Yo te amo por tu lealtad y tu constancia, hijo Mío.
(Dirigiéndose a un sacerdote ocasionalmente presente y muy devoto de este Sagrado Lugar):– Hijo Mío... corazón de niño y mente de hombre... no Me has dejado... hijo Mío.
– (Privado para J. de S.):– No te rindas en ningún momento, hijo Mío, camina por el Camino que tú hagas, ya que tantos hermanos vuestros tendrán que venir por las huellas que tú hayas dejado, hijo Mío.
Por eso, cuando des un paso hacia adelante, tus huellas quedaran grabadas.
Aunque tú creas que has llegado tarde, hijo Mío, lo más importante es que tú no pierdas la luz de tu alma, hijo Mío, porque tu corazón cada día se siente más lleno de fortaleza, que es lo más importante.
No pierdas nunca la esperanza, hijo Mío.
A todos, No olvidar nunca, hijos Míos, que habéis dado luz a los caminos de los hombres.
– (Privado para J. de L.): – Toma hijo Mío, hace unos momentos que Me recreaba en ti.
El silencio de tu mente humana, hacía que Mi Corazón despertara tanta sensación para dirigirMe a ti y decirte, hijo Mío: "MI HIJO DESEA EN TODO MOMENTO QUE TU VAYAS A ÉL, PORQUE ÉL DESEA SER AMIGO TUYO".
No amigo de conveniencias... desea sentirse junto a ti y aplacar Su Llanto con tu presencia... ese LLANTO por el desprecio de tantos hombres que Le han traicionado
Y ahora F. (Se dirige al sacerdote residente en el Sagrado Lugar) bendice, porque tu bendición junto a la Mía, tendrá el poder para templar la ira de los hombres... y tú también hijo Mío (se dirige al sacerdote ocasionalmente presente en el Sagrado Lugar y a quien nombre por su nombre), porque vosotros no estáis muertos ante Mí. (Bendicen ambos sacerdotes y después dirigiéndose al parecer al sacerdote visitante le dice la Madre)
Ante Mí no ha muerto tu sacerdocio, hijo Mío... ha muerto para los ojos de los hombres, pero ante Mí, tu sacerdocio se eleva al Padre.
Muérete abrazado a él (sacerdocio), no dejes morir tu cuerpo apartado de tu sacerdocio hijo Mío, que abrazado a él, darás GLORIA AL PADRE.

Rosario:– Adiós Madre... adiós... adiós Madre.
Yugo
David Icke y la influencia de los REPTILIANOS-(ANGELES CAIDOS)