Mi FE está frustrada
Ni mombrar. Como a las gentes perdidas . Ninguna mención ni protagonismo, ovbiedad.
Lety Morillas shares this
jasonjones
kaoshispano1
Asi son los demoniados o demonios encarnaods, Y LO SIGUEN LLAMANDO EL PAPA....

the end ROMAE
rogelio ernesto
Hasta le dicen "santo padre" o hasta solo "santo". Que es eso
Jeromin
Ya con que la supuesta aparición del P. Gobbi hable de "mi papa Juan pablo II" seria suficiente para tildarlo de impostor. Pero es que Gobbi es un desvergonzado impostor, que simula falso mensajes con profecía que nunca se cumplen, con doctrinas falsas y próximas a la Nueva Era... Y sobre todo, blasfemas pues involucra falsamente a la santísima Virgen María. Y de hecho solo en el estado de …More
Ya con que la supuesta aparición del P. Gobbi hable de "mi papa Juan pablo II" seria suficiente para tildarlo de impostor. Pero es que Gobbi es un desvergonzado impostor, que simula falso mensajes con profecía que nunca se cumplen, con doctrinas falsas y próximas a la Nueva Era... Y sobre todo, blasfemas pues involucra falsamente a la santísima Virgen María. Y de hecho solo en el estado de descomposición de un clero corrompido, fornicario y sin fe de la neo-iglesia se puede explicar su éxito.

EL FALSO PROFETA STEFANO GOBBI
humberton
PALABRAS DE LA VIRGEN AL PADRE GOBBI EL 13 DE MAYO DE 1991.
ESTO DIJO LA VIRGEN MARIA AL PADRE GOBBI EN SU VISITA A SALZBURGO (AUSTRIA), EL 13 DE MAYO DE 1991:

El papa de mi secreto.

“Estáis hoy aquí reunidos, en este mi venerado santuario, en un Cenáculo tan numeroso de Sacerdotes y fieles de mi Movimiento Sacerdotal Mariano.

Recordáis así en aniversario de mi primera aparición …More
PALABRAS DE LA VIRGEN AL PADRE GOBBI EL 13 DE MAYO DE 1991.
ESTO DIJO LA VIRGEN MARIA AL PADRE GOBBI EN SU VISITA A SALZBURGO (AUSTRIA), EL 13 DE MAYO DE 1991:

El papa de mi secreto.

“Estáis hoy aquí reunidos, en este mi venerado santuario, en un Cenáculo tan numeroso de Sacerdotes y fieles de mi Movimiento Sacerdotal Mariano.

Recordáis así en aniversario de mi primera aparición ocurrida el 13 de Mayo de 1917 en Fátima.

Os sentís unidos espiritualmente a mi Papa Juan Pablo II, este don precioso que mi Corazón Inmaculado os ha dado, que en estos mismos momentos se encuentra orando en Cova de Iría para darme gracias por la protección extraordinaria y materna que Yo le dí, salvándole la vida, en la circunstancia del cruento atentado, ocurrido hace diez años en la Plaza San Pedro.

Hoy os confirmo que este es el Papa de mi secreto, el papa de quien hablé con los niños durante las apariciones; el papa de mi amor y de mi dolor.

Con mucho valor y con fortaleza sobrehumana, Él va a todas partes del mundo, sin preocuparse por el cansancio y los peligros inmensurables, para confirmar a todos en la fe, cumpliendo así con su ministerio apostólico como Sucesor de Pedro, Vicario de Cristo, pastor universal de la Santa Iglesia Católica, fundada sobre la roca por mi Hijo Jesús.

El papa da a todos la luz de Cristo, en estos tiempos de gran oscuridad. Confirma con vigor en las verdades de la fe, en estos tiempos de apostasía general.

Invita a caminar por la senda del amor y de la paz, en estos tiempos de violencia, de odio, de desórdenes y de guerras.

Mi Corazón Inmaculado está herido, al ver como alrededor Suyo, se difunden el vacío y la indiferencia, la rebelión por parte de algunos pobres hijos míos, obispos, sacerdotes, religiosos y fieles, y la oposición soberbia de su Magisterio.

“Por eso hoy mi Iglesia es lacerada por una profunda división, es amenazada por la pérdida de la Verdadera fe, es invadida por una infidelidad que se hace cada vez mayor”.

Cuando este Papa haya cumplido la misión que Jesús le ha encomendado y yo baje del Cielo para acoger su sacrificio, todos seréis envueltos por una densa tiniebla de apostasía que entonces llegará a ser general.

Permanecerá fiel solamente aquel pequeño resto que en estos años, acogiendo mi invitación maternal, se ha dejado encerrar en el refugio seguro de mi Corazón Inmaculado.

Y será este pequeño resto fiel, que Yo he preparado y formado, quien tendrá la misión de recibir a Cristo que volverá en gloria, iniciando así la nueva era que os espera”.

Este mensaje se encuentra en la página N° 902-904 del Libro “A los Sacerdotes hijos predilectos de la Santísima Virgen”. Del Movimiento Sacerdotal Mariano que guiara el Padre Don Stefano Gobbi. 23 Edición Española.

Profecías de la Virgen María en la Salette:

"El vicario de Mi Hijo tendrá mucho que sufrir, porque por un tiempo la Iglesia será entregada a grandes persecuciones. Ésta será la hora de las tinieblas. La Iglesia tendrá una crisis espantosa... El Santo Padre sufrirá mucho. Yo estaré con él hasta el fin para recibir su sacrificio. Los malvados atentarán muchas veces contra su vida, sin poder poner fin a sus días; pero ni él ni su sucesor (¿Juan Pablo II y Benedicto?) verán el triunfo de la Iglesia de Dios..."