RICARDO GUTIÉRREZ MINGUEZA
San JUAN PABLO II está ORGULLOSO DE ESTE VERDADERO SOLDADO DE CRISTO. Desde EL CIELO le infunde la VALENTÍA NECESARIA para desenmascarar al MALIGNO que reina aquí en la Tierra, llena de COBARDES