Clicks350
es.news
2

Francisco pone prelados comprometidos en cargos en los que pueden chantajear a otros

Los casos del obispo Gustavo Zanchetta y de monseñor Battista Ricca muestran que el papa Francisco protege a sus amigos, independientemente de su compromiso profesado de responsabilidad, advirtió Phil Lawler el 11 de enero en la página web CatholicCulture.org.

Zanchetta y Ricca han sido acusados por grave inconducta homosexual, pero Francisco encontró trabajo para ellos, donde son responsables de detectar inconductas de otros:

“Ambos fueron obvios blancos potenciales para chantaje. Y se los puso en puestos donde podrían tener amplia oportunidad para chantajear a otros”.

Según Lawler, con Francisco el Vaticano se ha movido al revés en dos frentes cruciales: la lucha contra el abuso homosexual y la búsqueda para la transparencia financiera.

Él concluye diciendo que en este pontificado “la causa de la reforma está muerta, a menos que la reforma comience con el pontífice mismo”.

Imagen: Battista Ricca, Gustavo Zanchetta, #newsGvpwmoptis