48josefina
Qué precioso el mensaje de la Virgen: Orad, orad, orad... Oremos siempre. Y qué humildad dándonos las gracias.
Gracias Adelita por compartírmelo.