Clicks820
es.news

Tres cosas que me gustaría decir al Sínodo de la Juventud – por el maestro Aurelio Porfiri

No son muchos los que puede saber esto, pero en el pasado he participado en muchos sínodos vaticanos.

No, nunca fue un padre sinodal, pero fui el organista que acompañó a los Padres sinodales durante la Hora de Tercia. Nunca tuve la oportunidad de intervenir en estos encuentros, y dado lo que he estado escribiendo durante algunos años hasta ahora, supongo que no seré invitado a hacer eso en el futuro.

Ahora que estoy entrando en la etapa de la madurez, tengo algo para decir respecto al próximo Sínodo de la Juventud, por cierto que en al menos tres cosas. Puesto que no puedo expresarme durante el sínodo, lo hare aquí.

1) Jóvenes, no absoluticen su juventud. Es un pasaje, un tiempo de maduración hacia la edad adulta. Los que elogian a la juventud por sí misma o bien son cínicos o son viejos. Es por eso que no puedo soportar las “Misas juveniles”. Las Misas son para todos, no solo para un segmento del Pueblo de Dios.

2) Jóvenes, recuerden que el Papa les dice que sean protagonistas de vuestra historia. No acepten pasivamente lo que los discursos dominantes les hacen creer, incluyendo algunos discursos presentes en nuestra Santa Madre Iglesia. Pidan a la Iglesia que desafíe al mundo, que haga preguntas si es necesario, que no se disuelva en el abrazo mortal del mundo.

3) Jóvenes, experimenten la Tradición. No digo el “tradicionalismo”, sino la Tradición, los tesoros del arte, de la belleza, de la espiritualidad, de la oración y de la cultura que nuestros padres nos han transmitido. Recuerden que los que abrazan la Tradición ven más lejos. Veo cómo mi vida terrenal se vuelve más breve cada día. Ustedes son mi esperanza, ustedes son las piernas que continuarán lo que ustedes y yo hemos recibido.

Imagen: © Mazur/catholicnews.org.uk, CC BY-NC-SA, #newsXqepddornb