Gesù è con noi
Tenemos que mantenernos firmes a la Tradición de la Iglesia y rechazar todas las novedades heréticas que se han introducido y sobre todo rechazar todo documento del Vaticano II que contenga la herejía del indiferentismo religioso que sabemos es la mayor blasfemia contra Dios y una violación del Primer Mandamiento.
Los extremos son malos
que barbaro!!