Clicks1.2K
Gottlob

¡Cuidado con las enseñanzas heréticas de Anselm Grün!

Las enseñanzas de Anselm Grün han sido cuestionadas por expertos como el sacerdote jesuita uruguayo Horacio Bojorge, quien en declaraciones a ACI Prensa en mayo de 2012 advirtió que el monje benedictino con sus enseñanzas reduce el Evangelio a un libro de autoayuda.

En esa ocasión, el P. Bojorge advirtió que en los acomodos psicologistas de Grün “una resurrección puede convertirse simplemente en una curación y ser tratada como tal.

Y una posesión demoníaca puede convertirse en un estado de exasperación emocional y psicológica”.

Si bien Anselm Grün no ha llegado a negar la resurrección, dijo el sacerdote jesuita, “se presenta como alternativa válida una interpretación que la explica como curación.

No se niega la acción demoníaca por posesión, obsesión o tentación, pero se habla de ‘las propias sombras’”.

www.aciprensa.com/…/monje-anselm-gr…

Notas catapúlticas

1)Las conferencias fueron dadas el año pasado.

2)Francisco aconsejaba la lectura de los libros de Grün. Ver post del 21 de febrero de 2014: “NOS VISITA UN HEREJE CUYOS LIBROS RECOMENDABA BERGOGLIO” www.catapulta.com.ar/archivos/12285

Por su parte, Fray Nelson Medina, sacerdote dominico colombiano, advirtió en un escrito titulado “Que ya no nos confunda más Anselm Grün” que del monje benedictino “su apariencia cautiva pero su enseñanza desvía, o por lo menos no apunta con decisión en la dirección de la fe de la Iglesia”

“En el planteamiento de Grün, la fe queda reducida a una ‘fuerza interior’, de modo que el gran consejo para superar las crisis es este: ‘Confía en tu fuerza interior’. No veo yo distancia alguna con el gnosticismo típico de la Nueva Era”, dijo.

Para el fraile dominico, el de Anselm Grün es “un caso de lobo con piel de oveja”.

En su momento, el Arzobispo de La Plata, Mons. Héctor Aguer, calificó de “perniciosísimo” a Anselm Grün, por ser un eco de la cultura New Age.

Mons. Aguer indicó que toda la espiritualidad difundida por Grün está basada en las teorías del psicoanálisis de Carl Jung, abundantes en gnosticismo.

Para el Prelado, el trabajo del monje benedictino “es una especie de transcripción pseudoespirtual de la simbología de Jung. Eso va a acabar mal”.

Artículo completo.