Clicks657
es.news
4

Joven sacerdote salió de una explosión – ahora está muerto

El padre Rubén Pérez Ayala, de 35 años, falleció en un hospital un día después de la explosión de gas, acontecida el 20 de enero, en la calle Toledo n. 98, en Madrid (España).

Alrededor de las 2:55 p.m., trabajadores locales estaban reparando una caldera dañada en un edificio perteneciente a la parroquia de la Virgen de la Paloma. La caldera explotó provocando una fuga de gas que dio lugar a una segunda explosión masiva.

El gravemente herido padre Pérez todavía se las arregló para salir por sus propios medios del edificio medio destruido. Ordenado sacerdote el 20 de junio en la catedral de La Almudena, Pérez celebró su primera misa al día siguiente precisamente en la parroquia Virgen de la Paloma. Él pertenecía al Camino Neocatecumenal.

Los trabajadores han comenzado la demolición controlada de los cinco pisos superiores del edificio. La explosión causó cuatro víctimas mortales y 10 heridos.

Ayala recibió la extremaunción de su hermano, quien también es sacerdote.

#newsQboealixma

jamacor
kalebrio
morira tanto el sacerdote como el pueblo. dice el señor.
adeste fideles
Fue llevado al Cielo... Luzca para él la Luz perpetua. Descanse en Paz. Así Sea.
San Benedicto José Labré
R.I.P.