Clicks336

HOY IINICIA: NOVENA AL GLORIOSO ARCÁNGEL SAN MIGUEL

ACTO DE CONTRICIÓN:
Eterno, único y verdadero Dios, en quien creo y a quien adoro en tres personas distintas; Padre, Hijo y Espíritu Santo.
Me alegro y regocijo de que seas Dios y el único Dios, tan sabio, justo, Santo y
que de la nada lo hace todo: quien vive, se mueve y es lo que tiene el ser.
Ofrezco el ser que me diste, entregándote Señor, mi vida, mi salud, mis fuerzas
y sentidos, mi cuerpo de tierra y desdichado corazón, éste, el que Tú creaste a Tu
Imagen y semejanza, y al que con mis culpas he borrado.
Pero conociendo Señor, y confesando, el que tú eres el único y verdadero Dios, a Quien se debe todo respeto, con toda; sujeción, obediencia, honra, gloria y todo Amor, me vuelvo a Ti, me entrego a Ti y con la mayor confianza me ofrezco a Tu Soberana justicia, por lo que te pido perdón y misericordia.
Ya que yo, con todo mi corazón, detesto, aborrezco y depongo todo aquello con lo
que te he ofendido hasta ahora, desde que perdí la gracia que Te dignaste darme
en el bautismo, sacramento por el que te doy y siempre quiero darte las debidas gracias, apreciando sobre todo, cuanto el mundo aprecia ; el ser un cristiano católico,
lo cual protesto amar mientras viva, espero y deseo contemplar y bendecir eternamente. Amén.

ORACIÓN DIARIA:
Dios y Señor de los ángeles, a quienes encomiendas la guarda de los hombres,
Ofrezco los merecimientos de estos soberanos espíritus y los de el Príncipe de los
Ángeles, Señor San Miguel, quien por sí y por medio de sus ministros, guarda la
naturaleza humana, para que me guardes de todo pecado, con una pureza angélica,
y si es conforme a Tu Santa Voluntad, me concedas lo que te pido en esta novena a mayor honra y Gloria Tuya. Amén.

SE OFRECE, EN REVERENCIA DE LOS NUEVE COROS DE LOS ÁNGELES Y DEL
CAUDILLO DE TODOS, SEÑOR SAN MIGUEL ARCÁNGEL:
Nueve veces:
PADRE NUESTRO
AVE MARIA

<<todo lo anterior, se repite diariamente durante la novena, sólo es variable la oración
Diaria, que es una diferente para cada día>>

PRIMER DÍA:
Príncipe gloriosísimo, San Miguel Arcángel, capitán y caudillo de los ejércitos celestiales, recibidor de las almas, vencedor de los malignos espíritus, ciudadano
del Señor y gobernador, después de Jesucristo, de la Iglesia de Dios, y de gran
excelencia y virtud. Libra a todos los que te llamamos, de toda adversidad, y
haz que seamos servidores de Dios, por tu precioso oficio y digna intercesión.
V. Ruega por nosotros, beatísimo Arcángel San Miguel, Príncipe de la Iglesia de Cristo
R. Para que seamos más dignos de las promesas de Dios.
Amén.

<< Para terminar , cada día se dice la oración a San Miguel Arcángel>>

Oración a San Miguel Arcángel:

San Miguel Arcángel, defiéndenos en la lucha. Sé nuestro amparo contra la perversidad y acechanzas del demonio. Que Dios Nuestro Señor manifieste sobre él su poder, es nuestra humilde súplica. Y tú, oh Príncipe de la Milicia Celestial, con el poder que Dios te ha conferido, arroja al infierno a Satanás, y a los demás espíritus malignos que vagan por el mundo para la perdición de las almas. Amén.

NOVENA A SAN MIGUEL ARCÁNGEL
Oraciones diarias

SEGUNDO DÍA
Dios y Señor de los Arcángeles, a quienes encomiendas los negocios gravísimos de Tu Gloria, ofrezco los merecimientos de estos nobilísimos espíritus, y los de el Señor San Miguel Arcángel, que defendió Tu honra y Gloria contra lucifer y sus secuaces, para que yo busque en todas las cosas Tu mayor Gloria, y si es conforme a Tu Santa Voluntad, me des lo que pido en esta novena. Amén.
V. Ruega por nosotros, beatísimo Arcángel San Miguel, Príncipe de la Iglesia de
Cristo
R. Para que seamos más dignos de las promesas de Dios.
Amén.

TERCER DÍA
Dios y Señor de los Principados, te ofrezco los merecimientos de estos excelentísimos
Espíritus y los del Príncipe de la milicia celestial, Señor San Miguel Arcángel, guardia
Mayor de todos los reinos cristianos, para que guardes la República de mis sentidos
y potencias, de todo desorden y desobediencia a Tus leyes divinas, y si es conforme
a Tu Santa Voluntad, me concedas lo que pido en esta novena, a mayor honra y Gloria Tuya, Amén.
V. Ruega por nosotros , beatísimo Arcángel San Miguel, Príncipe de la Iglesia de
Cristo
R. Para que seamos más dignos de las promesas de Dios.
Amén.

CUARTO DÍA
Dios y Señor de las potestades, te ofrezco los merecimientos de estos poderosísimos espíritus, y los de Tu siervo Señor San Miguel Arcángel, que alcanzó sobre los demonios la mayor victoria, y con la misma fortaleza pelea continuamente contra ellos a favor de los hombres, para que me defiendas en todas las tentaciones del mundo, demonio y carne; y si es conforme a Tu Santa Voluntad, me des lo que pido
en esta novena a mayor honra y Gloria Tuya. Amén.
V. Ruega por nosotros, beatísimo San Miguel, príncipe de la Iglesia de Cristo
R. Para que seamos más dignos de las promesas de Dios.
Amén.

QUINTO DÍA
Dios y Señor de las Virtudes, por las cuales haces milagros propios de vuestro soberano poder, gobernando la naturaleza, para que sirva a Tu Gloria: ofrezco los
merecimientos de estos prodigiosos espíritus y los del Señor San Miguel Arcángel,
Principal instrumento de todas las maravillas que se hacen en el mundo, para que me concedas, que vencidas las malas inclinaciones de mi corrompida naturaleza,
conserve y aumente Tu Gracia a mayor honra y Gloria Tuya. Amén.
V. Ruega por nosotros, beatísimo Arcángel San Miguel, Príncipe de la Iglesia de Cristo
R. Para que seamos más dignos de las promesas de Dios.
Amén.

SEXTO DÍA
Dios y Señor de las Dominaciones, que presiden a los coros inferiores y son ministros de Tu Providencia: ofrezco los merecimientos de estos eminentísimos espíritus, y los
de Tu Primer Ministro Señor San Miguel Arcángel, propósito del Paraíso, para que me concedas perfecto señorío sobre mis pasiones, perfecta obediencia a todos mis superiores y si es conforme a Tu Santa Voluntad, me concedas la Gracia que pido en
esta novena a mayor honra y Gloria Tuya. Amén.
V. Ruega por nosotros, beatísimo Arcángel San Miguel, Príncipe de la Iglesia de Cristo
R. Para que seamos más dignos de las promesas de Dios.
Amén.

SEPTIMO DÍA
Dios y Señor de los Tronos, ofrezco los merecimientos de estos altísimos espíritus y los del Señor San Miguel Arcángel, trono de Tu Grandeza y Ministro supremo de Tu
Justicia, para que me concedas que yo me juzgue a mí mismo con rigor, para después
ser juzgado con Piedad, y si es conforme a Tu Santa Voluntad, consiga lo que pido en
esta novena, a mayor honra y Gloria Tuya. Amén.
V. Ruega por nosotros, beatísimo Arcángel San Miguel, Príncipe de la Iglesia de Cristo
R. Para que seamos más dignos de las promesas de Dios.
Amén.

OCTAVO DÍA
Dios y Señor de los Querubines, que están adornados de perfectísima sabiduría: ofrezco los merecimientos de estos sapientísimos espíritus y los del Señor San Miguel, príncipe de los Sabios del Cielo, por quien enseñas a Tu Iglesia las verdades
que necesitan saber, para que me enseñes a temerte y amarte, que es la mayor sabiduría, y si es conforme a Tu Santa Voluntad, me concedas lo que pido en esta novena, a mayor honra y Gloria Tuya. Amén.
V. Ruega por nosotros, beatísimo arcángel San Miguel, príncipe de la Iglesia de Cristo
R. Para que seamos más dignos de las promesas de Dios.
Amén.

NOVENO DÍA
Dios y Señor de los Serafines que se abrasan en Tu Amor: ofrezco los merecimientos de estos ardentísimos espíritus, los de Tu amado Señor San Miguel, para que yo te
Ame a Ti, Único Dios y Señor mío, sobre todas las cosas, con el alma, con todo el corazón y con todas las fuerzas, y para que me concedas lo que pido en esta novena
a mayor honra y Gloria Tuya. Amén.
V. Ruega por nosotros, beatísimo Arcángel San Miguel, Príncipe de la Iglesia de Cristo
R. Para que seamos más dignos de las promesas de Dios.
Amén.

<<Recomendaciones:>>
A partir de que se hace la novena, quedará como práctica diaria rezar la oración a San Miguel Arcángel; “San Miguel Arcángel, defiéndenos en la lucha……”
Así como Un Padre Nuestro y un Ave María.

Uno de los días de la novena se ha de confesar y comulgar con la mayor preparación y disposición que fuere posible.(preferentemente en día Viernes)
En cualquier tiempo del año en que necesitemos y deseemos alcanzar del Señor San Miguel Arcángel, alguna merced, se puede hacer esta novena.
La fiesta de su dedicación es el 29 de Septiembre, por lo que se sugiere hacerla empezando el día 20 del mes y terminándola en la víspera de su fiesta.
En el mes de Mayo, día 8, es la fiesta de su aparición, en ese caso se sugiere iniciar la novena el día 29 (o 30) de Abril para concluirla en la víspera (o bien concluírla el mismo día de su fiesta si empezaron el 30 de abril)
Procure el que hiciere esta novena, obligar a los Santos Ángeles, con una pureza de cuerpo y alma, andando todos los nueve días con especial cuidado de evitar toda culpa particularmente contra la castidad, ya que ésta es una Virtud Angélica.
Quien además hiciere limosnas y otras obras buenas en reverencia de los Soberanos
Espíritus, los “obligaría” más a interceder ante Dios Nuestro Señor, para alcanzar lo que se desea, si conviniere para su salvación; y si no, le alcanzarán de Su Divina Majestad otra cosa mejor y más conveniente para la Bienaventuranza
adeste fideles
Otras oraciones a San Miguel:
✍🏻Es poco conocido el denominado “Rosario de San Miguel o Corona Angélica”, que en fecha 8 de agosto de 1851, fuese favorecido por el Papa Pío IX con algunas indulgencias.

Promesas del Santo Arcángel

En una aparición a la ilustre sierva de Dios, Antonia d´Astonac en Portugal.

Pidió el Arcángel San Miguel que se compusieran en su honor nueve salutaciones, correspo…More
Otras oraciones a San Miguel:
✍🏻Es poco conocido el denominado “Rosario de San Miguel o Corona Angélica”, que en fecha 8 de agosto de 1851, fuese favorecido por el Papa Pío IX con algunas indulgencias.

Promesas del Santo Arcángel

En una aparición a la ilustre sierva de Dios, Antonia d´Astonac en Portugal.

Pidió el Arcángel San Miguel que se compusieran en su honor nueve salutaciones, correspondientes a los nueve coros de los Ángeles, las cuales consistieran cada una en la recitación de un Padrenuestro y tres Avemarías.

Prometió el glorioso Arcángel que quien le honrase de esta manera antes de la Sagrada Comunión, sería acompañado a la Sagrada Mesa por un ángel de cada uno de los nueve coros.

Y quienes rezasen todos los días estas nueve salutaciones, les prometió además su asistencia y la de los santos ángeles durante su vida y que después de la muerte los libraría del Purgatorio a ellos y a sus allegados.

Modo de rezar
🙏🏻Por la intercesión de San Miguel y del celestial coro de los Serafines, el Señor nos haga dignos del fuego de una perfecta caridad. (Padrenuestro y tres Avemarías).

🙏🏻Por la intercesión de San Miguel y del celestial coro de los Querubines, el Señor nos conceda la gracia de caminar por la senda de la perfección cristiana. (Padrenuestro y tres Avemarías).

🙏🏻Por la intercesión de San Miguel y del celestial coro de los Tronos, el Señor nos conceda el espíritu de una verdadera humildad.(Padrenuestro y tres Avemarías).

🙏🏻Por la intercesión de San Miguel Arcángel y del celestial coro de las Dominaciones, el Señor nos otorgue la gracia de podernos dominar en nuestros sentidos. (Padrenuestro y tres Avemarías).

🙏🏻Por la intercesión de San Miguel y del celestial coro de las Potestades, el Señor nos guarde de los engaños y tentaciones del demonio. (Padrenuestro y tres Avemarías).

🙏🏻Por la intercesión de San Miguel y el celestial coro de las Virtudes, el Señor nos conceda el no ser vencidos en el peligroso combate de las tentaciones. (Padrenuestro y tres Avemarías).

🙏🏻Por la intercesión de San Miguel y del celestial coro de los Principados, el Señor nos otorgue el espíritu de una verdadera y sincera obediencia. (Padrenuestro y tres Avemarías).

🙏🏻Por la intercesión de San Miguel y el celestial coro de los Arcángeles, el Señor nos conceda el don de la perseverancia en la fe y en las buenas obras. (Padrenuestro y tres Avemarías).

🙏🏻Por la intercesión de San Miguel y del celestial coro de los Ángeles, el Señor nos conceda que estos espíritus bienaventurados nos guarden siempre, y principalmente en la hora de nuestra muerte. (Padrenuestro y tres Avemarías).

Antífona
Gloriosísimo San Miguel Arcángel, el primero entre todos los Ángeles, defensor de las almas, vencedor del demonio, que estás junto a la gloria de Dios y después de nuestro Señor Jesucristo eres admirable protector nuestro, dotado de sobrehumana excelencia y fortaleza, dígnate alcanzarnos de Dios el vernos libres de todos los males y ayúdanos a ser fieles cada día en el servicio del Creador.

V/ Ruega por nosotros, oh Bienaventurado San Miguel, Príncipe de la Iglesia de Cristo.

R/ Para que seamos dignos de las divinas promesas.

Oración
Omnipotente y Eterno Dios, que por un prodigio de tu bondad y misericordia elegiste para príncipe de tu Iglesia al gloriosísimo Arcángel San Miguel en pro de la salvación de las almas, te rogamos nos hagas dignos de vernos libres, por su benéfica protección, de todos nuestros enemigos, de modo que ninguno de ellos pueda molestarnos en la hora de nuestra muerte, sino que nos sea concedido que el mismo Arcángel nos conduzca a la presencia de tu excelsa y divina Majestad. Por los méritos de Jesucristo nuestro Señor. Amén.

(Padrenuestro, Avemaría y Gloria a los Ángeles custodios de las personas a las que hayamos ofendido o escandalizado).