perceo3 shares this
2
La Universidad de Alcalá, creación de Cisneros

El 9 de octubre se celebra en Alcalá el aniversario del bautismo del alcalaíno más ilustre de todos los tiempos, Don Miguel de Cervantes. Cisneros fue el “inventor” de la Ciudad Universitaria, en Alcalá de Henares. De la nueva ciudad universitaria creada por el Cardenal, dijo el rey Francisco I de Francia: «Un solo fraile ha hecho en España lo que …More
La Universidad de Alcalá, creación de Cisneros

El 9 de octubre se celebra en Alcalá el aniversario del bautismo del alcalaíno más ilustre de todos los tiempos, Don Miguel de Cervantes. Cisneros fue el “inventor” de la Ciudad Universitaria, en Alcalá de Henares. De la nueva ciudad universitaria creada por el Cardenal, dijo el rey Francisco I de Francia: «Un solo fraile ha hecho en España lo que en Francia hubieron de hacer muchos reyes». El gran proyecto de Cisneros, su gran obra y su gran legado, fue la Universidad de Alcalá, que llegó a convertirse en referente mundial. En 1293 se había creado en Alcalá un Estudio General (como entonces se denominaban los estudios universitarios). El de Alcalá fue el tercero de España, tras Valladolid y Salamanca. Los Estudios medievales habían sido centros aislados para el cultivo del saber. Cisneros se planteó la apertura de estos centros, su participación en la actividad social y en las estructuras de poder. El Cardenal Cisneros adecuó la Universidad a la nueva época, la Edad Moderna. Iba a ser una Universidad renacentista y humanista. Los Reyes Católicos y Cisneros conocían la importancia de la educación y la cultura dentro del proyecto reformador que Estado e Iglesia habían emprendido. Gracias a la colaboración entre Isabel y Fernando, Cisneros y el Papa Alejandro VI, surgió el plan de creación de un nuevo centro universitario en Castilla que respondiese a los ideales educativos de los nuevos tiempos, que todos ellos compartían. En el contexto de cambios de la España de los Reyes Católicos, hubo grandes personajes cuyo ideario común se basaba en un proceso de reconstrucción del Reino de acuerdo con los postulados de unificación del poder, de creación de la Monarquía Hispánica. Cisneros fue protagonista de este proceso. Para ubicar el nuevo centro universitario, Cisneros eligió Alcalá, lugar sobre el que tenía jurisdicción como Arzobispo de Toledo. En 1488 ya pensaba Cisneros en la fundación de una Universidad. Obtuvo para su proyecto una bula pontificia, concedida en 1499 por el papa español Alejandro VI. En ella se decía: «Entre todo lo que el hombre mortal puede obtener en esta efímera vida, lo más importante es que logre alcanzar el tesoro de la ciencia». En 1508 Cisneros inauguró el primer curso en el Colegio Mayor de San Ildefonso, sede de la Universidad. El Cardenal dirigió personalmente su creación universitaria, pues quería que Alcalá fuese uno de los pilares del poder en España: el pilar cultural, junto al político y al religioso: Alcalá sería el centro de formación que proporcionaría, de acuerdo con los propósitos regeneradores, los mejores letrados, capaces de dirigir los complejos asuntos de la nueva Monarquía. La formación humanística, uniendo tradición y modernidad, daría como resultado al nuevo hombre complutense que la Monarquía necesitaba. El proyecto era crear una Ciudad del Saber. Así se diseñó el primer modelo de Ciudad Universitaria, con un trazado urbanístico adecuado a las necesidades de la institución. Cisneros basó su proyecto en los libros y su difusión, y de ahí la importancia que dio a la biblioteca del Colegio y a la imprenta. Cisneros introdujo en la nueva institución universitaria un novedoso planteamiento de acceso a los textos que implicaba el dominio del hebreo, el griego y el latín (lo que cristalizará en la Biblia Políglota Complutense). Cisneros cambió el modelo de Universidad que había hasta entonces. Hasta entonces no había ninguna que diera formación académica y a la vez ofreciera alojamiento a sus estudiantes, por lo que fue un sistema imitado en años posteriores por el resto de Universidades del mundo. La Universidad de Alcalá, llamada “Praeclarissima Complutensis Universitas”, fue la primera Universidad renacentista española y la primera ciudad universitaria planificada del mundo, el primer campus universitario organizado, con un amplio grupo de edificios y calles de trazado moderno. Fue el ejemplo de comunidad urbana ideal que los misioneros españoles trasplantaron a América, y sirvió de modelo a muchas Universidades en Europa. hispania