es.news
670

Misionera católica: la mató un teléfono móvil

Moisés López Olórtegui, de 25 años, fue detenido por el asesinato del 21 de abril de la misionera italiana Nadia de Munari en el Centro Mamma Mia, situado en Nuevo Chimbote (Perú).

Nadia era la directora del centro, la cual gestiona seis guarderías y una escuela primaria y proporciona alimentos gratuitos a niños y madres necesitados.

Ella fue asesinada con un machete mientras dormía. López confesó el crimen y dijo que golpeó a Nadia porque se despertó cuando le estaba robando el teléfono móvil. Los investigadores creen que el motivo del crimen fue el robo y no la venganza, como se pensó inicialmente.

También fueron arrestados la pareja de López, Liz Panduro, de 24 años, y dos mujeres que estaban trabajando en la casa en el momento en que ocurrió el crimen: Angélica Rojas, de 19 años, y Melsy Cruz, de 20. A todos ellos se les encontraron los teléfonos móviles robados de la propiedad esa noche.

Todos ellos vivían cerca del lugar del crimen, conocían muy bien a la víctima y las habitaciones de la vivienda. López y Panduro son antiguos compañeros de trabajo del centro.

#newsAfnlulkide