Clicks136

Diciembre 16. Santa Alicia de Alemania

Irapuato
1
florycanto fecha: 16 de diciembre n.: 931 - †: 999 - país: Francia otras formas del nombre: Adelheide canonización: Urbano II 1097 hagiografía: «Vidas de los santos de A. Butler», Herbert Thurston…More
florycanto fecha: 16 de diciembre

n.: 931 - †: 999 - país: Francia
otras formas del nombre: Adelheide
canonización: Urbano II 1097
hagiografía: «Vidas de los santos de A. Butler», Herbert Thurston, SI

Elogio:
En Selz, cerca de Estrasburgo, en la Lotaringia, santa Adelaida, emperatriz, que se distinguió por mostrar hacia los familiares una gran alegría, hacia los pobres una infatigable piedad, y una abundante generosidad en honrar las iglesias.

Patronazgos: patrona de novias, viudas, exiliados.

refieren a este santo: San Mayolo de Cluny


El año 933, Rodolfo II, de la Borgoña superior, concluyó un tratado con Hugo de Provenza. Ambos príncipes habían luchado hasta entonces por la corona de Italia (Lombardía). Una de las cláusulas estipulaba que la hija de Roberto, Adelaida, que entonces tenía dos años, debía contraer matrimonio con Lotario, hijo de Hugo. Catorce años más tarde, Conrado de Borgoña, hermano de Adelaida, hizo poner la cláusula en ejecución. Para entonces, Lotario era ya nominalmente rey de Italia; pero el poder estaba realmente en manos de Berengario de Ivrea. La pareja tuvo una hija, Ema, que más tarde se casó con Lotario II de Francia. Lotario de Italia murió el año 950. No es imposible que haya sido asesinado por su sucesor, Berengario. Este trató de obligar a Adelaida a contraer matrimonio con su hijo. Como ella se negase, la trató brutal e indignamente y la encarceló en un castillo del Lago de Garda. Por entonces Otón el Grande, de Alemania, invadió el norte de Italia para restablecer el orden, y derrotó a Berengario. Adelaida fue puesta en libertad, o, como dicen otros, escapó de la prisión y fue a reunirse con Otón. Para consolidar su autoridad en Italia, Otón contrajo matrimonio con Adelaida, que era veinte años más joven que él, el día de Navidad del año 951, en Pavía. Tuvieron cinco hijos. Ludolfo, hijo del primer matrimonio de Otón, que estaba celoso de la influencia de su madrastra y de sus hermanastros, encabezó a todos los descontentos y rebeldes. Pero la buena y graciosa Adelaida se ganó pronto el cariño de los alemanes. Otón fue coronado emperador en Roma el año 962. No sabemos nada sobre la vida de Adelaida en los siguientes diez años, hasta el 973, cuando murió su esposo y ascendió al trono su hijo mayor.

Otón II era un hombre bueno y brillante, pero ligero y orgulloso. Poco después de su ascensión al trono, mal aconsejado por su esposa, la bizantina Teófana, y otros personajes de la corte, se volvió contra su madre. Adelaida abandonó la corte y se refugió en Vienne, con su hermano Conrado. La santa pidió auxilio a san Máyolo de Cluny (a quien ella había deseado ver ceñir la tiara pontificia cuando Benedicto IV fue asesinado el año 974), y el abad de Cluny consiguió efectuar la reconciliación; en efecto, madre e hijo se reunieron en Pavía, y Otón pidió de rodillas perdón a Adelaida por la forma en que había procedido. La santa envió varios regalos al santuario de San Martín de Tours, entre otras cosas la mejor túnica de Otón, y pidió que se intercediese por su hijo ante el santo «que tuvo la gloria de cubrir con su manto a nuestro Señor Jesucristo en la persona de un mendigo».

Las dificultades se repitieron el año 983, a la muerte de Otón. Como Otón III era todavía un niño de brazos, Teófana asumió la regencia. Teófana tenía el sentido político de las grandes princesas bizantinas y, en ese aspecto era muy superior a santa Adelaida, quien volvió a abandonar la corte. Pero Teófana falleció súbitamente el año 991, y la anciana emperatriz asumió entonces la regencia. Aunque su consejero era san Wiligis de Mainz, la regencia era una tarea demasiado pesada para su temperamento apacible. La santa había sabido durante toda su vida perdonar generosamente a sus enemigos y había sido dócil a la dirección sucesiva de san Adalberto de Magdeburgo, san Máyolo y san Odilón de Cluny. Este último la calificó de «maravilla de belleza y de gracia». Santa Adelaida fundó y restauró varios monasterios de monjes y de religiosas y se mostró particularmente solícita por la conversión de los eslavos, quienes-turbaron los últimos años de su regencia con sus incursiones por la frontera oriental del Imperio. Santa Adelaida regresó finalmente a Borgoña. La muerte la sorprendió en un monasterio que había fundado en Seltz, a orillas del Rin, cerca de Estrasburgo, el 16 de diciembre de 999. Aunque la santa no ha sido nunca canonizada formalmente, aunque fue invocada como santa ya por el papa Urbano II en 1097, y su fiesta se celebra en varias diócesis de Alemania y de otros países.

La fuente más fidedigna es el Epitaphium de san Odilón de Cluny. Puede verse en Monumenta Germaniae Historica, Scriptores. vol. IV, pp. 635-649, y en Migne, PL., vol. CXLII, cc. 967-992. Se hallarán muchos otros datos dispersos en las crónicas de la época. En alemán existe la biografía de F. P. Wimmer, Kaiserin Adelheid (1897).
fuente: «Vidas de los santos de A. Butler», Herbert Thurston, SI
Irapuato
Santos del Día:

San Ageo, santo del AT

Conmemoración de san Ageo, profeta, que en tiempo de Zorobabel, gobernador de Judá, amonestó al pueblo para que reedificase la casa del Señor, hacia la cual debía encaminarse el tesoro de todas las gentes.

Santas Vírgenes y mártires de África

En África, conmemoración de muchas santas vírgenes, que, en la persecución desencadenada por los …More
Santos del Día:

San Ageo, santo del AT

Conmemoración de san Ageo, profeta, que en tiempo de Zorobabel, gobernador de Judá, amonestó al pueblo para que reedificase la casa del Señor, hacia la cual debía encaminarse el tesoro de todas las gentes.

Santas Vírgenes y mártires de África

En África, conmemoración de muchas santas vírgenes, que, en la persecución desencadenada por los vándalos bajo el rey arriano Hunerico, atormentadas con pesos y planchas ardientes consumaron felizmente el combate del martirio.

San Beano, eremita

En Hibernia, san Beano, ermitaño.

* San Everardo, laico

En Cisoing, de la región de Artois, en la Galia, san Everardo, que siendo duque de Friuli fundó este monasterio de canónigos regulares, en el cual fue sepultado algunos años después de su muerte.

San Adón de Vienne, monje y obispo

En Vienne, de Burgundia, san Adón, obispo, que fue elegido para la sede siendo monje, y honró egregiamente la memoria de los santos al escribir un Martirologio.

Santa Adelaida, emperatriz

En Selz, cerca de Estrasburgo, en la Lotaringia, santa Adelaida, emperatriz, que se distinguió por mostrar hacia los familiares una gran alegría, hacia los pobres una infatigable piedad, y una abundante generosidad en honrar las iglesias.

* San Macario de Collesano, abad

En la antigua región de Lucania, san Macario de Collesano, monje, eximio por su humildad y abstinencia, que presidió varios monasterios en las laderas del Mercurion y el Latiniano.

Beato Sebastián Maggi, religioso presbítero

En Génova, en la Liguria, conmemoración del beato Sebastián Maggi, presbítero de la Orden de Predicadores, el cual predicó el Evangelio a los pueblos de la región y veló por la disciplina regular en los conventos.

Beata María de los Ángeles Fontanella, virgen (1 coms.)

En Turín, del Piamonte, beata María de los Ángeles (Mariana) Fontanella, virgen de la Orden de Carmelitas, que brilló por sus penitencias voluntarias y por la virtud de la obediencia.

Beato Clemente Marchisio, presbítero y fundador

En Rivalba, asimismo en Italia, beato Clemente Marchisio, presbítero, que siendo párroco de este lugar fundó el Instituto de Religiosas Hijas de San José.

Beato Honorato de Biala Podlaska, religioso presbítero

En Nowe Miasto, en Polonia, beato Honorato de Biala Podlaska (Florencio) Kazminsky, presbítero de la Orden de los Hermanos Menores Capuchinos, el cual se dedicó admirablemente a la administración de la penitencia, a la predicación de la Palabra de Dios y al consuelo de los presos.

Beato Felipe Siphong Onphitak, mártir

Cerca de la localidad de Mukdahan, en Tailandia, beato Felipe Siphnog Onphitak, mártir, que, siendo padre de familia, fue elegido coordinador de su comunidad al ser expulsado el sacerdote del pueblo SongKhon, y, al iniciarse la persecución contra los cristianos, fue llevado junto al río Turn Nok, donde le fusilaron.

Beato Jean Wauthier, presbítero y mártir

En Ban Na, Xieng Khouang, Laos, beato Jean Wauthier, sacerdote profeso de los Misioneros Oblatos de María Inmaculada, y mártir.