Clicks16
jamacor

Un hospicio se ve obligado a cerrar en Canadá por negarse a ofrecer la eutanasia

EL MINISTERIO DE SALUD LE RETIRA LOS FONDOS PÚBLICOS

Un hospicio se ve obligado a cerrar en Canadá por negarse a ofrecer la eutanasia

Un hospicio ha tenido que cerrar en Canadá porque la organización benéfica del que dependía, Delta Hospice Society, se negó a ofrecer la eutanasia a sus pacientes. El Ministerio de Salud retiró los fondos públicos correspondientes, por lo que todo el personal tuvo que ser despedido el 24 de febrero.
8/03/21 10:47 AM

(Kath.net/InfoCatólica) La autoridad sanitaria estatal también exigió el traslado de los pacientes moribundos, lo que provocó importantes protestas por parte de los familiares.

Los centros de cuidados paliativos de Canadá deben ofrecer la eutanasia si reciben más del 50 por ciento de sus presupuestos de fondos gubernamentales. La medida no se aplica a los centros confesionalmente religiosos, que siguen teniendo derecho a la libertad de conciencia. La Delta Hospice Society, fundada en 1991 y que gestiona un hospicio de diez camas, el Irene Thomas Hospice, en la Columbia Británica (oeste de Canadá), no puede invocar este derecho.

La eutanasia activa y el suicidio asistido (MAID) se legalizaron en junio de 2016 en Canadá. A finales de 2019, casi 14.000 personas se habían suicidado. Un nuevo proyecto de ley según el cual la eutanasia debe permitirse sin una enfermedad que ponga en peligro la vida, en el caso de enfermedad mental y en ciertos casos sin un período de reflexión, se está debatiendo en el parlamento canadiense.

Archivado en: Canadá; Eutanasia; Libertad de conciencia