Clicks63

Mensajes Celestiales a este Mundo PODRIDO

Yugo
3
Mensajes Celestiales a este Mundo PODRIDOMore
Mensajes Celestiales a este Mundo PODRIDO
Yugo
MENSAJE DE LA MADRE A ROSARIO ARENILLAS
CRUZ BLANCA, 25 de Junio de 1994


Rosario: – Madre mía, ayúdame... no es tan "gordo" lo que Te pido, Madre mía, solamente que me ayudes y así yo cumpliré fielmente Tu Voluntad... por favor ayúdame, por favor Madre... Tú, ante todo.
Madre: – Hijitos Míos ¿qué es para vosotros el sufrimiento, comparado con el que, día a día, estoy Yo recibiendo de los …More
MENSAJE DE LA MADRE A ROSARIO ARENILLAS
CRUZ BLANCA, 25 de Junio de 1994


Rosario: – Madre mía, ayúdame... no es tan "gordo" lo que Te pido, Madre mía, solamente que me ayudes y así yo cumpliré fielmente Tu Voluntad... por favor ayúdame, por favor Madre... Tú, ante todo.
Madre: – Hijitos Míos ¿qué es para vosotros el sufrimiento, comparado con el que, día a día, estoy Yo recibiendo de los hombres de la tierra?
¿Qué medidas tenéis vosotros para medirlo? En todo momento ponéis en duda Mis Palabras, las Palabras de una Madre que viene solamente a decir a Sus hijos: vivid para vosotros mismos... luchad para encontraros vosotros mismos... y todo es para vosotros.
Yo soy sólo una Madre que viene a transportar las Palabras del Padre, para que queden grabadas en cada uno... pero no tratarMe hijitos Míos, tan cruelmente.
No penséis en ningún momento que estáis en el olvido ninguno de vosotros, pues cada día estáis más dentro de Mí.
¿Cuándo los hombres vais a comprender que solamente HAY UN CAMINO y el hombre lo ha olvidado totalmente... para seguir un falso camino que es el camino de la violencia, que fomentáis cada día más?

Por eso quiero hijitos Míos, que Me podáis comprender, que podáis sentir el mismo dolor que Yo siento por cada uno de vosotros.
No quiero amenazaros con Mis Palabras, solamente quiero prepararos a todos, para que podáis llegar a tiempo, para que todos podáis dar testimonio de Mis Palabras y darles vida.
Para darles vida, acercaos cada día más a Mi Hijo, porque Él os dará las medidas exactas, que tenéis que usar cada uno.
Por eso quiero que no os equivoquéis y no penséis que las cosas son tan como vosotros os las planteáis... va a suceder algo muy importante, pero muy desagradable, y no llegará el hombre a comprenderlo, pues el hombre solamente le da vida a lo que NO TIENE NINGUN VALOR.
Yo quisiera deciros que vais caminando hacia un GRAN FINAL y ese GRAN FINAL, quisiera que fuese como Mi Hijo lo desea y no como el hombre lo está imaginando y planeando.
MUY PRONTO, como tantas veces he dicho, pero ya no puedo ocultarlo ni callarlo, ya tengo que dar el manifiesto de las Palabras del Padre... YA SE HA ABIERTO EL QUINTO SELLO DEL APOCALIPSIS.
Se manifestará, pero no como el hombre se lo está imaginando. No quiero que delante de los hombres se sientan sabios, ni sientan que pueden luchar sobre él... en él se contiene toda la bravura necesaria para ARROLLAR TODAS LAS LEYES DE LOS HOMBRES, si es que no estáis preparados porque no habéis querido o habéis dudado de Mis PALABRAS.
En verdad, en verdad os digo que las Palabras de Mi Hijo son un gran testimonio que no morirá jamás ante la presencia de vosotros y siempre estarán presentes en cada uno de vosotros.
Pero este "manifiesto" que hoy y en tantos momentos he llegado a pronunciar en este SAGRADO LUGAR... ¡ya está!... ya no hay que preguntar CUANDO LLEGARA, pues se va a manifestar muy lentamente pero muy cruelmente, ante la presencia de todos.
Por muy sabios que seáis, no vais a poder reconocer la misión tan importante y tan desagradable que trae, para arrastrar la tierra.
Por eso, también es muy necesario deciros que saltará de un momento a otro el
CAUDILLO DEL TAJO... pero no esperarle a vuestra manera, ¡no!, será todo muy distinto... ¿cómo puede la violencia ser arrollada con más violencia?
A un niño mal educado, no se le puede educar de la misma manera que él se manifiesta, hay que darle un testimonio, hay que darle clases de honradez.
Así vendrá el CAUDILLO DEL TAJO, dando testimonio de su honradez y de la ternura que traerá para enseriar a los hombres de la tierra, para deciros: ¿dónde habéis sentido esa vez de ha dicho a cada uno, usad el látigo?, cuando en realidad Mi Hijo, en ningún momento quiere usar ese látigo que el hombre en todo momento se está tomando la libertad de usar... pero no para ellos mismos, sino para sus hermanos.
Por eso les aseguro que el CAUDILLO DEL TAJO no usará el látigo... dará clases, clases, que les hará a los hombres que se sientan avergonzados, porque se preguntarán ellos mismos: ¿cómo podemos recibir esto que estamos recibiendo en estos momentos, habiéndonos comportado tan cruelmente?
Pero dirán: esta será la nueva enseñanza, esta es la enseñanza que no hemos sabido aprender de ninguna manera y ha tenido que venir EL CAUDILLO DEL TAJO, tan correctamente, para darnos a cada uno una lección... y Yo os prometo a cada uno de vosotros, los que vais a luchar por seguirle, que esa será la gran enseñanza que de verdad han sabido los hombres escuchar.
Por eso os digo en tantos momentos a cada uno de vosotros: ¿porqué os lastimáis queriendo usar vuestras medidas, cuando tantas veces ha dicho Mi Hijo: las medidas de los hombres no sirven para nada, porque NO SON CORRECTAS?

Me dirijo a los más sabios que son los que más equivocadamente usan las medidas, porque los humildes, que apenas entienden de nada serán los únicos que entenderán correctamente las Palabras de Mi Hijo y serán los únicos que darán testimonio y se convertirán en PROFESORES DE LA FE y ellos serán los grandes seguidores de Mi Hijo.
Serán los príncipes herederos de Él, porque heredarán los Bienes de Su Padre, porque Él viene a la tierra a traer los BIENES DEL PADRE... por eso seréis los PRINCIPES HEREDEROS DE LOS BIENES DE MI HIJO, QUE SON LOS BIENES DEL PADRE.
No quiero que Mis Palabras queden sin madurar en la mente de los hombres, porque las Palabras de Mi Hijo son distintas a las palabras de los hombres.
El hombre no supo madurar, pero Mi Hijo, quiso el Padre, que fuera tan correcto, que todo aquello que le entregara al hombre fuera su maduración, para que no quedara a medio camino, como quedan los hombres.
Ahora hijitos Míos, estáis sobrepasando un puente, el puente del sufrimiento, pero al final de ese puente encontrareis que Algo os está esperando, Algo que es superior a todos vosotros.
Ahora son los momentos en que el hombre debe aprender a ser correcto, el hombre debe reconocer que ha usado equivocadamente la semilla, porque ha usado su propia semilla y no, la SEMILLA DE MI HIJO... ya acabó la semilla del hombre.
El hombre usó su semilla y mintió y mintió... porque se sintió confundido.

Pero en estos momentos en que Mi Hijo está derrochando todos los BIENES DEL PADRE, dándoselos a todos los hombres de la tierra, los hombres deben ser muy correctos y aprender correctamente a caminar hacia Él, para que no queden perdidos.
Vais a ser ELEGIDOS y no quiero que ninguno de vosotros, sienta el dolor de no poder ser reconocido.
Vosotros pensáis: ¿cómo Tú, siendo nuestra Madre, puedes pronunciar esas palabras?
Una madre puede estar caminando a la sombra de su hijo, dirigiéndole y anunciándole todo lo que va a suceder y si ese hijo no escucha a esa madre, una madre tiene que apartarlo y decirle, TU CAMINARÁS EN TU SOLEDAD, PERO TE EQUIVOCARÁS.

Yo no quiero que esto suceda con vosotros, quiero que seáis humildes... no, necios, sino humildes. La necedad no es la humildad, sino reconocer que Mi Divino Hijo está derramando todas las gracias del Padre y vosotros debéis saber tratarlas debidamente.
No pensar que podáis caminar en soledad, porque nunca llegareis solos sino que tendréis que venir acompasados uno del otro, para presentar a Mi Hijo una BUENA COSECHA.

Pero si venís en soledad, os dirá Mi Hijo: ¿qué habéis cultivado, qué habéis hecho? ¿dónde habéis perdido el tiempo, habiendo tantos hermanos que necesitaban que llegara a ellos la Voz tal como Mi Hijo la había extendido por el mundo?
Hijitos Míos, no quiero que Mi lección sea motivo de equivocación para vosotros, quiero que Mi lección sea la lección más correcta, que podáis llevar a Mi Hijo.
Cuanto dolor siento por cada uno de vosotros... cuánto, al ver que lo tenéis todo y lo estáis derrochando, sin saber el valor que un día puede tener, pero tenéis que comenzar por los cimientos, tenéis que caminar hasta llegar al final, aunque os sintáis cansados... el cansancio vale la pena cuando se trata de dar testimonio de la Verdad que se contiene en las Palabras de una Madre, como Yo lo soy de todos vosotros.
No por caminar más deprisa, llegareis antes.
(La Madre bendice una botella de agua y dice al mismo tiempo): – Mi Hijo es el UNICO que puede aplacar vuestra sed y la ansiedad que tiene cada uno de vosotros... POR ESO QUIERO QUE CADA UNO DE VOSOTROS APRENDA A BEBER DE MI HIJO.
De esta AGUA podéis beber y podéis con ella curar y aplacar tanta IRA como cada día se despierta en los hombres, y en lugar de dar vida, lo único que hacéis los hombres es DESTRUIR LA VIDA.
Yo soy la MADRE DE TODOS LOS HOMBRES y cuando hago una manifestación levanto Mi Voz para dirigirMe a los hombres, diciendo que sois un PUÑADO DE HOMBRES que Mi Hijo Me ha permitido elegiros, humildemente para que en ningún momento os sintáis cansados ni os ataque la duda preguntándoos a vosotros mismos: ¿será verdad todo esto?... ¿me estaré equivocando?

Os apartáis de la Misión de Mi Hijo y os unís a la misión de los hombres y entonces a cada momento estáis escuchando la voz de un desafío contra Mi Hijo, que dice dentro de vosotros: ¿cómo es posible que Jesús pueda venir de nuevo a la tierra?... ¡eso no puede ser!... ¡hay tantos locos en la tierra!
Pero Yo os digo: ay de aquel loco que ha osado utilizar el Nombre de Mi Hijo, para enriquecerse él a sí mismo.
Pero ¿cómo el hombre se atreve a engrandecerse con el NOMBRE de MI HIJO? ¿cómo el hombre se cree con más poder que Mi Hijo? Mi Hijo es el don de la nobleza, es el don del amor, cosa de que carecen los hombres... lo que sucede es que el hombre en su gran soberbia, no puede aceptar que hay ALGO muy superior a él.
Pero Yo en el Nombre del Espíritu Santo, os digo y os diré siempre que Mi Hijo fue escogido, no para ser superior a los demás, sino para ser el más HUMILDE de los hijos de los hombres, pero, eso sí, EL MAESTRO DE LA FE, EL MAESTRO DE LA VERDAD porque ÉL ES LA UNICA VERDAD y viene en cada momento a manifestársela a los hombres.
Él dice con toda verdad: YO SOY EL CAMINO, YO SOY LA VERDAD Y LA LUZ.
Hijitos Míos, aquellos de entre vosotros que vengan a Mí, con la idea de burlarse de Mi Presencia, Yo les diría que hay muchos caminos, que no se detengan... que pasen de largo... pero Yo estaré con ellos, pero que vengan a hacer de Mi Presencia una burla... ¡por favor!
Yo quisiera que aprendierais a respetar a ese PUÑADO DE HOMBRES que Yo he escogido para darles vida a las Palabras de Mi Hijo.
Aquellos que no las comprendan y no se sientan obligados a ellas, que no se manifiesten delante da Mí, como si Mi Presencia fuera un motivo de burla.

Yo diría a esos tales, que tengo lástima y que siento amor por ellos y que siento en mi interior, algo dentro de Mí, que Me obliga a deciros: Venid a Mí, por muy pecadores que os sintáis, pero quiero que todos respetéis a aquellos que Yo, con todo Mi Corazón, he escogido, para que les den vida a las Palabras de Mi Hijo, pues no fui Yo quien los eligió, fue por Voluntad del Padre.
Quiero que ninguno de vosotros se sienta obligado, no quiero que os lastime ni el aire que os rodea... hay muchos caminos a donde pueden ir los hombres a sonreírse (=burlarse) de ellos mismos, pero no sonreírse (= burlarse) en los momentos en que hay una manifestación de Mi Hijo.
Yo no les obligo a que deis vuestra vida por Mis Palabras, pero sí sé, que vais atener que arrepentiros, de no aceptarlas debidamente... No quiero que ninguno de vosotros se dé por herido... se sienta herido... pero sí, tengo como MADRE DE JESUS Y DE TODOS LOS HOMBRES que defender y velar por estos hombres que Me ha puesto Mi Hijo, esos hombres que Mi Hijo Me ha ordenado elegirlos y que por tanto son verdaderamente ESCOGIDOS y que serán Sus discípulos, libremente, sin ser obligados.
No quiero que este PUÑADO DE HOMBRES ESCOGIDOS pueda ser lastimado por ningún hombre de la tierra... el que venga, que venga libremente, para no sentirse prisionero.
No pensar que Mis Palabras son Palabras descentradas... son Palabras dirigidas a muchos hombres que siento que están lastimando a MIS ELEGIDOS.

(Siguen varios Mensajes privados y continúa)
Madre: – Y ahora quiero que Mi hijo F. (nombra al sacerdote residente en este Sagrado Lugar) dé una Bendición y quiero decirle que no se sienta abandonado, que sepa comprender en todo momento, el dolor de tantos hermanos suyos que sufren y no pueden manifestar su dolor porque sienten transmitir el dolor de su corazón.
Yo te pido, hijo Mío, que humildemente bendigas a tus hermanos para que ellos también puedan sentirse cada día más unidos a ti y aprendan a no transportar más dolor en su corazón... cada uno debe hacerse cargo de su misión, que va encontrando en todo momento.
Bendice, hijo Mío.
(El sacerdote bendice a los presentes)

Madre: – Quisiera deciros tantas cosas... pero ya no Me queda mucho tiempo... pero sí quiero prepararos a todos aquellos que se sometan libremente a Mi Voluntad.
Rosario: – Adiós madre... adiós...
Yugo
MENSAJE DEL SEÑOR A ROSARIO ARENILLAS
CRUZ BLANCA, 24 de Junio de 1989.


Rosario: – Padre mío, Padre... Ya no sé ya no sé de la manera que Te voy a llamar.
Me siento egoísta al decirTe: Padre nuestro... eres el Padre que lo cubre todo.
Siento tanta paz en mi corazón, especialmente cuando estoy en Tu Presencia... pero decirTe: ¡Señor!, me parece muy poca cosa.
DecirTe: PADRE... es lo más …More
MENSAJE DEL SEÑOR A ROSARIO ARENILLAS
CRUZ BLANCA, 24 de Junio de 1989.


Rosario: – Padre mío, Padre... Ya no sé ya no sé de la manera que Te voy a llamar.
Me siento egoísta al decirTe: Padre nuestro... eres el Padre que lo cubre todo.
Siento tanta paz en mi corazón, especialmente cuando estoy en Tu Presencia... pero decirTe: ¡Señor!, me parece muy poca cosa.
DecirTe: PADRE... es lo más grande para mí, porque eres El único que ha traído PAZ a mi corazón.
Yo amo a mis hijos por encima de todo, pero Tu Amor es distinto a todo.
Tú lo aplacas todo... es tan inmenso tu Amor, que solamente con presentir Tu Presencia se calma todo.
Padre, Padre, me siento ser hija Tuya, la más insignificante, pero quiero ser FIEL a TI, quiero NO CAER EN EL ERROR.
Quiero ser sencilla como Tú... quiero amar como Tú amas... como Tú me amas... como Tú, por favor.
Tú amas como nadie, Tú miras como nadie en la tierra.
Jamás he visto una mirada en la tierra que pueda mirarme como Tú.
Padre, todavía no has abierto la Boca para hablarme... abridla y decidme lo que no me haya dicho nadie.
Señor:– Hermanos Míos... no vengo como hombre... vengo con la red en la Mano, como el buen pescador que quiere introducir todo este rebaño en esta pequeña RED, que con tanta ansiedad y tanto amor extiendo sobre vosotros.
VENID A MÍ, porque en ningún momento os arrepentiréis de haber venido a Mí... quiero que un día todos seáis hijos de la LUZ y NO pertenezcan ustedes a las tinieblas.

Desearía tanto esos momentos...
Yo les suplico a los hombres que tengan paciencia y Me esperen, que aquel que sepa esperar, es que ha sentido confianza en Mí.
Rosario:– Padre, Padre, Padre.
Señor:– (Para J. Qu. de S. que se encuentra delicado de salud): No quiero hijo Mío que crea la gente que Yo me he borrado de tu mente. TómaMe hijo Mío, de la misma manera que Yo te tomo a ti.
Tu mente no está enferma, hijo Mío, para sentirMe en todo momento, mi fiel amigo, que todo lo olvida menos Mi Nombre.
Encerrado en el silencio, pronunciando Mi Nombre... te he entregado esa imagen (de San José) para que nunca te apartes de Mí, para que Me esperes en todo momento... que nunca te faltará la asistencia Mía y de Mi Madre, J. hijo Mío. ¡Has sido tan duro para ti mismo hijo Mío!

(Se dirige el Señor ahora a todos los presentes):
Hijitos Míos, hermanos y amigos... cuánto os agradezco la presencia de todos, aunque no podáis comprenderMe, pero a todos unidos les recomiendo que MANTENGAN USTEDES LA UNION para que pronto sea el TRIUNFO DE MI MADRE EN LA TIERRA... porque TODOS UNIDOS LLEGAREIS MAS PRONTO A MI MADRE.
Hermanos Míos, no saben ustedes la felicidad que siento cuando estoy junto a aquellos hijos Míos que tanto amor sienten por Mi Madre y por Mí.
Yo los suplico a todos los hombres, que quiero que estéis preparados, que apartéis el inmenso ODIO que lleváis sobre vosotros todos... ¡esa pesadez de ODIO!

Quisiera que muy pronto todos los hombres supieran actuar con la LEY DIVINA... y no con la ley de la maldad, castigándose los unos a los otros tan intencionadamente.
Yo deseo para todos que aprendáis a amar todos, con la misma ternura con que Mi Santa Madre y Yo os amamos en todo momento.
Hijos Míos, hermanos y amigos.
– (Se dirige ahora el Señor a la esposa de J. Qu. de S. que naturalmente sufre por el estado de su esposo): – Hija Mía, no te desesperes... ¡ten paciencia!... en la tierra tenéis que conseguir la purificación del alma... y a ti, hija Mía (La hija de J. Qu. de S.) tú que piensas que lo tienes todo... lo tendrás todo cuando te abraces fuertemente a él y puedas comprender que todo cuanto tú posees, pertenece a él.
Si no le cuidas como Yo te lo pido hija Mía, como Yo te lo recuerdo en estos momentos ¿qué puedes tener en la vida?
Ámalo de la misma manera que Mi Santa Madre les ama a todos.
El alma es siempre la belleza del cuerpo... el cuerpo envejece pero el alma es bella.
– (Para J.S.):– Tu constancia será tu salvación, hijo Mío, la constancia es como todo, hijo Mío, hermano y amigo, que se acerca a beber del manantial... y tú de una manera u otra... tu constancia es perfecta hijo Mío, pero NO TE ENGRANDEZCAS con estas palabras, hijo Mío, porque EL ENEMIGO ESTA AL ACECHO Y PUEDE DESVIARTE DEL CAMINO.
Tu constancia será como un camino lleno de luz para tantos hermanos tuyos que te necesitan, que viven en la obscuridad de las tinieblas... por eso hijo Míos... ahora estás a tiempo.
Yo sé que cuando sean los momentos necesarios, es cuando se desprenderá de ti... para tantos hermanos tuyos.
(El Señor está repartiendo flores a los presentes y a algunos les da un brevísimo mensaje):
– (Para J.H.): – Para J.
Rosario:– Tú sabes que yo le quiero mucho.
Señor:– J. hijo Mío, no tengas distinción de tus hermanos.
Para Mi hijo G. (G.I.): que no muera su fe, que ahora es cuando su fe tiene que ser más firme, porque el enemigo tratará en todo momento de desviarle de Mi Camino.
No te apartes de Mí, hijo Mío... ¡no te apartes de Mí, hijo Mío!
(Este devoto peregrino hace algún tiempo que perdió la vista) Aunque tú creas que vives en la obscuridad, espéraMe y no desconfíes de Mí, hijo Mío.
Yo no vengo a ofrecerte nada... TODO LLEGARA A SU DEBIDO TIEMPO... lo único que te pido es que NO MUERA TU FE, hijo Mío... que si muere tu fe...
(Para todos)
Siento dirigirMe a ustedes, porque sé que Mis Palabras a veces hieren vuestros corazones, pero es tan grande la necesidad que tengo de dirigirMe...
Nunca tuve amigos en la tierra, pero fui FIEL a Mis hermanos todos.
Por eso les digo y les suplico que NO OS SINTAIS SOLOS... QUE MI SANTA MADRE ESTA EN TODO MOMENTO DE HINOJOS ANTE EL PADRE ROGANDO POR LA SALVACION DE TODOS.
Tenéis que estar todos UNIDOS a Mi Santa Madre que os espera con ansiedad, y NO PENSAR en las cosas pequeñas de la tierra, porque las cosas pequeñas de la tierra os llevarán por caminos distintos.

Olvidad lo terrenal hijos Míos y llenaos del Espíritu de Mi Madre, hijos Míos... porque MI MADRE OS ESPERA A TODOS.
No penséis en las cosas de la tierra, pensad en lo que podéis darLe a Mi Madre, que MI MADRE DESEA SER AMADA DE TODOS LOS HOMBRES.
– (Para L. de V.): – Te lo entrego hijo Mío, porque es de tu propiedad, aunque no quiero que ninguno de vosotros sea propietario de nada, porque aquel que no es propietario de nada, en su corazón carece la FE y aquel que se cree propietario de todo, su Fe no sabe crecer en su corazón.
(El Señor se dirige al sacerdote residente en el Sagrado Lugar):– Esta (flor) es para Mi hijo F.
F. quiero complacer tus sufrimientos, hijo Mío, con esta flor. Quiero decirte hijo Mío, que los sufrimientos son parte de la salvación... pero aunque tú creas que tus sufrimientos son inmensos, tienes que sentirte orgulloso, hijo Mío, porque estás compartiendo conMigo los mismos desprecios y el mismo dolor.
No sabes cuánto te lo agradezco.
Se amigo de aquellos que no quieren ser amigos.
Ama a aquel que tú sientes que no te ama.
Perdona aunque tú seas pagado con grandes bofetadas... porque tú has sido escogido, aunque al mundo le cueste grandes sacrificios, porque el mundo vive equivocado... pero tú eres la fuente que POR VOLUNTAD DEL PADRE fuiste escogido donde tantos hermanos tendrán que alimentar su alma.
Porque Yo estoy en ti, Me siento amado por ti, Me siento respetado y Me siento tan engrandecido cuando estoy contigo...
Por eso el mundo no sabe comprenderte y en ningún momento puede comprender tu estatura... porque el mundo no tiene medidas.
He dicho tantas veces en este Lugar ¿quienes son los hombres para tocar lo que es escogido por el Padre?
Yo soy el Padre, soy el Hijo y soy el Espíritu Santo.
Por eso tu misión es inmensa y costará mucho el ser comprendido.
Muchos llegarán tarde y otros se arrepentirán de haberte ofendido en tantos momentos... creen que aquel que cumple con Mi Voluntad, no es escuchado por el Padre.
Tu has cumplido... has cumplido Mi Voluntad y siempre serás escuchado por el Padre, y todo aquel que beba de tu manantial, será escuchado por el Padre.
Pero administra hijo Mío, y complace al Padre como Él desea... y ahora bendice hijo Mío porque tu bendición junto a la Mía es muy importante... más importante que la Mía, aunque el mundo no sepa comprenderlo.
(Bendice el sacerdote y añade el Señor)
Ya lo he bendecido todo J... ya no ha quedado ni un cabello de vuestras cabezas (sin bendición)... estas flores repartíroslas.
Cumplid como Yo he cumplido las plegarias del Padre... intentad cumplir Mis Palabras... siempre seréis complacidos.

Rosario:– ¡Adiós Padre... adiós... Padre!
One more comment from Yugo
Yugo
Mensajes Celestiales a este Mundo PODRIDO