Clicks6

Despierta...

Los antiguos griegos adoraban a una deidad que ellos llamaban el Dios desconocido. En Atenas, hubo un templo dedicado específicamente a este Dios llamado El Areópago. Donde san Pablo les habló, era …More
Los antiguos griegos adoraban a una deidad que ellos llamaban el Dios desconocido. En Atenas, hubo un templo dedicado específicamente a este Dios llamado El Areópago.

Donde san Pablo les habló, era para ellos un lugar de pasar el rato oyendo historias interesantes, era como ahorita donde se va uno a tomar el café con los amigos.

Así como los griegos tenían sed de conocimiento, por no menos tenían un altar dedicado al DIOS DESCONOCIDO, pero nosotros estamos peores porque ni de Dios queremos saber, y cuando queremos saber de el, casi siempre es para sentir bonito, buscan un lugar de Dios para sentir bonito, no importando si es iglesia católica o protestante.

Lo que desconocen es que como los griegos tenían sed de conocimiento mundano, el católico en general, el que quiere conocer a Dios, quiere sentir bonito en vez de vivir lo bonito, lo espiritual de la esencia misma de Dios resguardada en la iglesia católica, donde NO es para sentir bonito, no es para los sentidos físicos, sino para el ALMA espiritual, es alimento solido espiritual.

Por eso la gente va de platica en platica buscando conferencistas para que llenen su carne y no su alma donde debe ser solo obediencia y santidad.