Clicks587
es.news

Arzobispo de Melbourne derrama vergüenza sobre su propia cabeza

Después de la absolución del cardenal George Pell (foto), el arzobispo de Melbourne, monseñor Peter Comensoli, publicó una carta increíblemente miserable.

Pell reside actualmente en el Monasterio Carmelita monastery de Melbourne.

Comensoli se queja que los últimos años del juicio han sido dolorosos para los “personalmente involucrados” en el caso, pero “más particularmente” menciona a aquéllos a quienes se les han reabierto las “heridas del abuso”, sin mencionar los sufrimientos del inocente cardenal.

Sigue reconociendo al “primer” acusador criminal de Pell por seguir Adelante con su historia [fabricada]. Sólo después menciona la condena de Pell y su encarcelamiento.

Al final de uno de los errores de justicia más vergonzosos de Australia, un miserable Comensoli resume: “Algunos estarán consolados; otros permanecerán angustiados”.

#newsLpkijmmaca