Clicks8
alfre1240

¿Cómo fue escrito el avemaría?

Hagamos conocer y amar a María

El “avemaría”, que los cristianos hemos rezado durante siglos, se compone de dos partes principales. La primera proviene de la Anunciación y de las palabras que el ángel Gabriel dirigió a la joven María diciéndole "Salve, llena de gracia, el Señor está contigo" (Lucas 1, 28). La segunda está inspirada en la Visitación, cuando Isabel acogió a María en su casa, saludándola así: "Bendita eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre” (Lucas 1, 42).

Esta oración, conocida primero como "Saludo a la Santísima Virgen", contenía solo estos dos versículos. Pero cuando apareció la peste negra, llamada "muerte negra", se agregó otra parte para invocar la protección de la Santísima Virgen contra esta devastadora plaga: "Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pobres pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte". ¡Porque la peste negra devastó Europa, de 1347 a 1352, provocando 25 millones de víctimas, el equivalente al 30 o 50% de su población!

En su libro "El primer amor del mundo", el obispo Fulton J. Sheen describe el origen de esta contribución de la siguiente manera: "Estamos hablando en esta oración sobre dos momentos decisivos en nuestras vidas, «ahora» y «en la hora de nuestra muerte». Esto sugiere un grito espontáneo de la gente durante un momento de gran calamidad. La muerte negra, que devastó Europa y acabó con un tercio de su población, llevó a los creyentes a implorar a la Santa Madre de Dios que los protegiera en esos momentos en que la muerte amenazaba con golpear en cualquier momento”.

La oración que conocemos hoy fue incluida en el Breviario Romano de 1568.


Adaptado de : Aleteia