Clicks14

Descubrir: Namibia (África)

jamacor
Gran parte de Namibia se reparte entre los desiertos de Namib y Kalahari, que resultan un potente imán para viajeros de todo el mundo. Namibia (en inglés y oficialmente: Republic of Namibia, en alemá…More
Gran parte de Namibia se reparte entre los desiertos de Namib y Kalahari, que resultan un potente imán para viajeros de todo el mundo.
Namibia (en inglés y oficialmente: Republic of Namibia, en alemán: Republik Namibia, en afrikáans: Republiek van Namibië) es un país del suroeste de África que ocupa el territorio de lo que fue conocido hasta la década de 1960 como África del Suroeste, limitando al norte con Angola, al noreste con Zambia, al oeste con el océano Atlántico, al este con Botsuana, y al sureste y sur con Sudáfrica. Es miembro de la Mancomunidad de Naciones, la Unión Africana y las Naciones Unidas. Su capital y ciudad más poblada es Windhoek.

Las primeras ocupaciones humanas registradas se deben a los nama o san. Más tarde diversos grupos provenientes del norte de África se establecieron en el territorio. Los europeos llegaron en número considerable durante la segunda mitad del siglo XV; las costas de Namibia fueron exploradas por el portugués Bartolomeu Dias en 1486, pero la aridez del territorio no estimuló su colonización en ese momento.

La historia reciente de Namibia comenzó en enero de 1793, cuando los neerlandeses reclamaron Walvis Bay. En 1815, con la anexión de la colonia del Cabo de Buena Esperanza neerlandesa por los británicos, el puerto pasa a formar parte de su territorio.

Este importante puerto había sido descubierto en 1487 por Bartolomeu Dias, pero la región no fue reclamada por la corona portuguesa, probablemente por estar abandonada en medio del desierto de Namibia.

En 1840 llegaron los alemanes, quienes tomaron posesión del territorio y lo colonizaron con el nombre de África del Sudoeste Alemana, nombre recién puesto en 1884. El severo régimen colonial conllevó la confiscación y la violencia contra la población autóctona. La sublevación de algunos grupos étnicos fue reprimida brutalmente, ganándose la denominación de primer genocidio del siglo XX. Alemania perdió todas sus colonias tras haber sido derrotada en la Primera Guerra Mundial, por lo que la Sociedad de Naciones legó a Sudáfrica su administración temporal en la forma de mandato, si bien Namibia fue libre una provincia de facto. Años más tarde la ONU y la Corte Internacional de Justicia declararon en numerosas ocasiones ilegal la ocupación sudafricana.

Durante la ocupación sudafricana, se impuso el sistema de segregación racial (apartheid) y se llevaron a cabo movilizaciones forzadas de personas. Enormes granjas fueron asignadas a granjeros de ascendencia europea, mientras que los nativos africanos fueron relegados a los territorios más pobres. En respuesta a esto, se crearon diversas fuerzas opositoras al régimen del apartheid: la más importante fue el SWAPO, que se convertiría a la postre en el representante oficial del pueblo de Namibia en la ONU durante la ocupación sudafricana. Sudáfrica utilizó Namibia para atacar otros países, particularmente Angola, con el fin de impedir que el comunismo se extendiera por el sur del continente.

Después de muchos años de guerra y bajo la presión internacional, Sudáfrica acordó abandonar el territorio y supervisar la transición a su independencia, que en 1989 eligió a su primer presidente en la persona de Sam Nujoma, líder del SWAPO. Sam Nujoma fue reelegido en 1994 y 1999; además, en ambas elecciones alcanzó la mayoría parlamentaria.

En 2004, Hifikepunye Pohamba (candidato de SWAPO) fue elegido presidente, al haber logrado 55 de los 72 escaños en el congreso.