Clicks93
Irapuato
5
29 DE OCTUBRE SAN NARCISO DE JERUSALÉN. TheAzulkilashmza Narciso fue un obispo y confesor de Jerusalén. Según Eusebio de Cesarea fue elegido obispo muy anciano cuando tenía 80 años (hacia el año …More
29 DE OCTUBRE SAN NARCISO DE JERUSALÉN.

TheAzulkilashmza Narciso fue un obispo y confesor de Jerusalén. Según Eusebio de Cesarea fue elegido obispo muy anciano cuando tenía 80 años (hacia el año 180), y se dice que vivió hasta los ciento dieciséis años. Su festividad se conmemora el 29 de octubre.

Uno de los milagros que se le atribuyen es haber convertido el agua en aceite una víspera de pascuas para que los diáconos pudieran encender las lámparas. Se cuenta que fue acusado por tres malos cristianos que le calumniaron, afirmando cada uno que, si la acusación fuese falsa, uno se dejaría quemar, el otro sufriría enfermedad y, el tercero, perdería la vista.

El santo en lugar de defenderse se retiró al desierto. Entonces, Dios castigó a dos de los acusadores según las afirmaciones que habían hecho, muriendo los dos primeros y el tercero, reconoció su falta, quedando ciego de tantas lágrimas que derramó. Tras esto, San Narciso regresó a su sede. Tenía entonces 110 años, y como se sentía muy anciano nombró a San Alejandro como coadjutor de la sede.
Irapuato
Irapuato
Pacocatolic
👏 👏 🙏
Irapuato
Irapuato
✍️ Comentario del día : Catecismo de la Iglesia Católica

“Esta mujer, una hija de Abraham a la que Satanas tenía aprisionada...el la ha desatado”

Evangelio según San Lucas 13,10-17.

Un sábado, Jesús enseñaba en una sinagoga.
Había allí una mujer poseída de un espíritu, que la tenía enferma desde hacía dieciocho años. Estaba completamente encorvada y no podía enderezarse de ninguna manera.
More
✍️ Comentario del día : Catecismo de la Iglesia Católica

“Esta mujer, una hija de Abraham a la que Satanas tenía aprisionada...el la ha desatado”

Evangelio según San Lucas 13,10-17.

Un sábado, Jesús enseñaba en una sinagoga.
Había allí una mujer poseída de un espíritu, que la tenía enferma desde hacía dieciocho años. Estaba completamente encorvada y no podía enderezarse de ninguna manera.
Jesús, al verla, la llamó y le dijo: "Mujer, estás curada de tu enfermedad",
y le impuso las manos. Ella se enderezó en seguida y glorificaba a Dios.
Pero el jefe de la sinagoga, indignado porque Jesús había curado en sábado, dijo a la multitud: "Los días de trabajo son seis; vengan durante esos días para hacerse curar, y no el sábado".
El Señor le respondió: "¡Hipócritas! Cualquiera de ustedes, aunque sea sábado, ¿no desata del pesebre a su buey o a su asno para llevarlo a beber?
Y esta hija de Abraham, a la que Satanás tuvo aprisionada durante dieciocho años, ¿no podía ser librada de sus cadenas el día sábado?".
Al oír estas palabras, todos sus adversarios se llenaron de confusión, pero la multitud se alegraba de las maravillas que él hacía.

Extraído de la Biblia: Libro del Pueblo de Dios.