Clicks519
es.news
2

Las Carmelitas de Alenzón en camino al éxito

Cuando el [Concilio] Vaticano II pidió a los monasterios que revisaran sus reglas y constituciones, las Hermanas Carmelitas de Alenzón (Francia), descubrieron que las previsiones escritas por Santa Teresa de Ávila estaban bien.

Ellas continuaron sus vidas como si el Vaticano II nunca hubiera tenido lugar. Esta fue su primera decisión afortunada. Su segunda decisión afortunada fue, siguiendo la senda del Summorum Pontificum (2007), que ellas pidieron la Misa Tradicional en Latín:

“Descubrimos que la dimensión sacrificial de la Misa estaba poco expresada en la Misa celebrada de cara al pueblo, mientras que la forma extraordinaria expresa perfectamente la doctrina católica”, dijo el 5 de febrero una monja en el sitio web HommeNouveau.fr.

El convento votó unánimemente por este cambio. El obispo Jacques Habert, quien en ese momento estaba en Sées, no se opuso. Él sólo pidió a las religiosas que introdujeran los cambios gradualmente.

El Carmelo de Alenzón es ahora uno de los pocos Carmelos europeos que han adoptado completamente el Rito Antiguo: “Nos damos cuenta que muchas personas jóvenes estaban buscando esto”, dice una de las Hermanas.

Imagen: carmel-alencon.fr, #newsCukzlmuori

joao luis
Santa Teresa creó la primera orden que implementó la reforma tridentina. Luego de ella se reformaron todos los conventos de Europa a imitación de su orden. Fue el primer convento en el que todas comían la misma comida. En las carmelitas los trabajos son rotatorios, y la superiora no ocupa una silla prioral, sino que en los capítulos se sientan en circulo. Había hermanas legas, pero tenían los …More
Santa Teresa creó la primera orden que implementó la reforma tridentina. Luego de ella se reformaron todos los conventos de Europa a imitación de su orden. Fue el primer convento en el que todas comían la misma comida. En las carmelitas los trabajos son rotatorios, y la superiora no ocupa una silla prioral, sino que en los capítulos se sientan en circulo. Había hermanas legas, pero tenían los mismos derechos y deberes que las otras. Santa Teresa era una castellana, y nadie en Castilla miraba por encima de la cabeza a otro, siendo el clasismo social muy mal visto. He estudiado con pasión y ahínco la sociedad que rodeaba a Santa Teresa, y la historia de Avila y cómo esta ciudad y sus muy nobles gentes eran especialmente igualitarios unos con otros. La Santa nunca se amilanó ante poderosos ni despreció a humildes. Bueno sería que las reformas de la Iglesia fueran menos teóricas y más prácticas como la de nuestra santa más universal y primera doctora de la Iglesia.
Tengo hecho realizados unos estudios sobre la influencia que tuvo Santa Teresa de sus propios conciudadanos analizando los influjos de esta ciudad en toda su vida. La Santa siempre fue una adelantada como mujer, como cristiana y como espíritu audaz. Bendiciones, mis hermanos.
jamacor