Christmas Campaign: Financial Insights
Clicks19
Novena Oficial al Señor de los Milagros - Día 5 Quinto Día Considera, alma mía, cómo Jesucristo Crucificado, con sus manos llagadas, su pecho herido y su corazón abierto nos declara de la manera más …More
Novena Oficial al Señor de los Milagros - Día 5

Quinto Día Considera, alma mía, cómo Jesucristo Crucificado, con sus manos llagadas, su pecho herido y su corazón abierto nos declara de la manera más elocuente que no nos abandona, que nos ama siempre, que se sacrifica y quiere nuestra salvación. Él nos repite las palabras llenas de ternura que decía a la multitud que le rodeaba: "Vengan a mí todos los que están cansados y afligidos y yo los consolaré." "Tengo sed de vuestro amor y deseo vuestra salvación", "Quiero recibirte en mis brazos y estrecharte sobre mi corazón. Quién desconfiará teniendo un Redentor tan misericordioso? Además es nuestro Abogado delante del Padre Celestial y por eso nos dice el Apóstol San Juan: "Hijos míos, no pequen, pero si alguno pecare, no desconfíe, porque tenemos por abogado ante el Padre a Jesucristo su Hijo." Y como nos aconseja el Apóstol San Pablo: "Teniendo un Pontífice y Medianero tan grande como Jesucristo, Hijo de Dios vivo, que penetró en los cielos y está sentado a la diestra del Padre y es igual a Él, acudamos con eterna confianza al trono de su misericordia, seguros de alcanzar las gracias que necesitamos". Este trono de misericordia se ofrece a nosotros en la sagrada Imagen del Señor de los Milagros. Entonces pues, alma mía, acude a este divino señor, segurísima de que todo cuanto pidas al Padre Celestial en su nombre se te concederá y El mismo te lo concederá. Si, Dios mío, así lo creo porque así Tú lo has dicho, y así lo hago abriendo mi corazón y descubriendo humildemente mis necesidades para que Tú, Salvador mío las remedies y me salves eternamente. Amén.