Clicks9
P.Elia
Jesús y el mito del "hombre hecho a sí mismo" Jesús y el mito del "hombre hecho a sí mismo" Evangelio del Domingo 4 de Octubre, XXVII del Tiempo Ordinario Queridos hermanos y hermanas, la parábola …More
Jesús y el mito del "hombre hecho a sí mismo"

Jesús y el mito del "hombre hecho a sí mismo" Evangelio del Domingo 4 de Octubre, XXVII del Tiempo Ordinario Queridos hermanos y hermanas, la parábola de los labradores asesinos, que escuchamos en el pasaje del Evangelio de Mateo el domingo 4 de octubre, nos recuerda que el hombre se condena al fracaso en el tiempo y en la eternidad si elimina a Jesús, el Hijo de Dios, de su propia vida. De hecho, Jesús viene a este mundo precisamente para liberar al hombre de la mentira primordial, inculcada en él por el diablo, de poder realizar su vida apoyándose en sus propias fuerzas. Un mito este del "hombre hecho a sí mismo", aún hoy muy difundido en una cultura dominada por el individualismo como la nuestra. Un hombre, es decir, quien partiendo de la nada, "construye" su éxito en este mundo por sí mismo. En realidad, un éxito meramente terrenal logrado sin o en contra Dios y sin o en contra de los hermanos y de las hermanas se revela como un puro fracaso. De hecho, el hombre, creado no como individuo, sino como persona, puede crecer y desarrollarse solo en la relación con Dios, con otros seres humanos y con la creación. Lo cierto es que el hombre alcanza su "verdadero éxito" sólo en la medida en que se abre humildemente al amor de Dios y de los hermanos con los que comparte la responsabilidad y la pasión por el cuidado de los más pobres y de la creación. De esta manera crece en humanidad hasta su plenitud que trasciende la vida terrenal y se realiza definitivamente en el más allá.